miércoles 30 de noviembre de 2022

Locales

EL CHAQUEÑITO

jueves 17 de noviembre de 2022
EL CHAQUEÑITO

Potrero Norte está a 150 km de Formosa Capital, tractores sobre tacos de madera, cosechadoras de surco ancho y surco fino. Pueblo sin energía, sin agua potable, sin conectividad. Doña Anselma dueña del establecimiento agregó "en otros tiempos todos los días tenía que cocinar para 400 personas trabajadores de la safra con la ayuda de las mujeres de los cocecheros.

Esto permitía que el carnicero, el almacenero, el vendedor ambulante puedan vender productos del esfuerzo de su trabajo. Alfredo ante el relato de la mujer manifestó: "que fuerzas de esta familia que supo mantenerse y no rendirse, no abandonó la idea y la esperanza de volver a aquellos tiempos del trabajo y la producción".

Doña Anselma junto a su esposo el Chaqueñito Espinola forjaron y templaron a sus hijos resistentes como el acero. En la década del 80 mucha libertad, participación, democracia. Un amigo Angel Filipigh me invita a participar de una reunión en un club deportivo del centro de la ciudad. Había mucha gente, hacía mucho calor, acompañado de un silencio, observó hacia la puerta de entrada que ingresa un hombre con sombrero de a la ancha, pañuelo al cuello, camisa color clara y bombacha gaucha, propio de los guapos rurales, custodiado por un grupo de jóvenes fortachones bajo el mismo perfil de hombres de campo.

Mi amigo me dice sobre el hombre particular referido, él es el Chaqueñito, así tuve el placer de conocerlo. Hace unos meses hablando por teléfono con mi amigo Angel Filipigh (hoy residente en Europa), recordando sobre Formosa y la UCR de capital y del interior, a quien rememoro sin titubeos, al Chaqueñito. En dicho diálogo resaltó una anécdota de él.

"Dicen que una vez, el Chaqueñito invitó a su amigo el Doctor Antonio Pereyra a una reunión donde dirigió unas palabras, embriagado por la emoción y los nervios quizás expresó al público que contaban con la presencia de hombres de la calaña del Doctor, queriendo evocar las virtudes de su amigo". Recordar al Chaqueñito Espinola es sinónimo del interior pujante de siembra, cocecha, algodón y granos.

Es también, ideales de sacrificio, trabajo y un modelo de cultura con enseñanzas hacia el progreso de los pueblos basado en sueños, familia, trabajo incansable para lograr objetivos humanos y hacia el prójimo. Sin olvidar la hermandad que legaron los primeros colonos de esta bendita Formosa... y como lo expresará el gaucho Martin Fierro: No halle ni rastro del rancho Solo estaba tapera Por cristo, si aquello era pa enlutar el corazón! Yo jure en esta ocasión Ser más malo que una fiera. Parafraseando a Fierro "levantar" al interior semejante a esa "tapera" que es hoy; hacia una provincia como soñaba y la defendía, el Chaqueñito cuál fiera.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS