lunes 23 de mayo de 2022

Orden deportivo

Las claves del bajón futbolístico de River

martes 26 de abril de 2022
Las claves del bajón futbolístico de River

El domingo, contra Atlético Tucumán, River jugó su peor partido en mucho tiempo con sus titulares. Se puede convenir que representa todo un evento que un equipo de Marcelo Gallardo 

Ahora bien, no menos verdadero es que en lo que va de 2022 el campeón del fútbol argentino nunca o casi nunca llegó al nivel con el que terminó arrasando en la última Liga, nunca asfixió a sus rivales aun superándolos, nunca mostró demasiada solidez defensiva aun con pocos goles en contra, nunca encontró ese “click” que pedía el deté para ganar regularidad en el juego.

Y eso, con la base del equipo que voló en 2021 más un mercado de pases que aportó variantes -que todavía no dan soluciones- y jerarquía, en principio suena preocupante. Sobre todo para la vara que se autimpuso River durante todos estos años y para las aspiraciones que naturalmente tiene.

Por poner un ejemplo, aunque sea contrafáctico no es difícil imaginar que los tres mano a mano que erró Merentiel en el 2-1 a Defensa habrían sido tres goles de Palmeiras, Flamengo o de un Atlético Mineiro que ya lo expuso el año pasado. O que triunfos como los que consiguió con Banfield y Argentinos habrían terminado con un giro de 180 grados en el resultado con los pesados brasileños

Pero más que ganar, el equipo deberá encarrilar sus ideas, para que sumar de a tres pase a ser una consecuencia directa del estilo y no producto de algún rapto de sociedades esporádicas o arrestos individuales, que tampoco aparecieron el domingo. Porque una cosa es que la pelota que le llegó como una bomba a Herrera “no pique” y otra es que no pique la Araña: aún con el gran pase a Suárez que derivó en penal, el nivel de Julián Álvarez tampoco está salvando a River cuando el conjunto no mezcla bien. Es cierto que JA9 se contagia del equipo, pero también puede suceder a la inversa: el año pasado sus goles y sus arranques destrabaron el juego espeso y sumaron confianza al resto.

Sí, River dio un paso atrás. Que haya sido o no para tomar carrera dependerá de la muñeca que tenga a partir de ahora.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS