martes 5 de julio de 2022

BOCA CAMPEÓN

¿Qué va a pasar con Battaglia?

Riquelme y el DT se sentarán a definir el futuro post Barcelona. Pero en los gestos públicos hay demasiada distancia.

viernes 10 de diciembre de 2021
¿Qué va a pasar con Battaglia?

¿Se puede echar a un DT campeón? Juan Román Riquelme, por lo pronto, dejó la duda. Fue llamativo que cuando le preguntaron por Sebastián Battaglia no planteara ni siquiera desde el deseo el escenario de una continuidad. Esa gambeta del vice, entonces, le abre la puerta a la discontinuidad. Porque si no existiera esa chance, por qué no avanzó sobre la intención en el medio de un clima festivo, con un entrenador que acababa de llevar a Boca a su estrella 71, con clasificación a la fase de grupos de la Libertadores incluida, un objetivo que cuando asumió estaba muy lejos.

¿Se puede ir por su propia cuenta un DT campeón? Sebastián Battaglia, también él, dejó la duda. Fue llamativo que, cuando le preguntaron por su continuidad, el DT tampoco planteara ni siquiera desde el deseo el escenario de una continuidad. Esa gambeta del entrenador, entonces, también le abre la puerta, en este caso, a su propia salida. Porque si no existiera esa chance, por qué no avanzó él mismo en la intención, por qué escapó con un "yo no hablé con nadie, nunca dije nada" en el medio de un clima festivo, cuando acababa de llevar a Boca a su estrella 71, con clasificación a la fase de grupos de la Libertadores incluida, un objetivo que cuando asumió estaba muy lejos.

Riquelme y Battaglia. Battaglia y Riquelme. Se puede alterar el orden de las declaraciones, pero la sensación es la misma: hay algo que no cierra, hay algo que a pesar de haber alcanzado los objetivos del club, lo pone al técnico más lejos que cerca, más afuera que adentro. No era lo mismo para el entrenador ganar que no ganar en Santiago. Sin embargo, aún en la victoria, no deja de estar en una situación límite, como si la vuelta olímpica no hubiera sido el trampolín necesario para fortalecerse y/o para posicionarse.

El vice y el DT coincidieron en dejar planteada la incertidumbre y también, en postergar el análisis de lo que pueda pasar. Por lo pronto, habrá un cuarto intermedio hasta que Boca termine su participación futbolística en este 2021, que tendrá una yapa con el viaje a Riad para jugar ante el Barcelona una amistoso en homenaje a Diego Maradona. Nada de lo que pase el sábado con Central Córdoba o mismo con el Barsa cambiará la situación de Battaglia. Primero, porque no hay nada que esté en juego de verdad. Y después, porque todo se analizará sobre la base de lo que pasó.

Y lo que pasó, al menos lo inmediato, deja todavía más interrogantes. Sobre todo, y en particular, dos frases puntuales de Riquelme. Una, al esquivar su propia responsabilidad en la decisión del futuro del entrenador. "No tengo la obligación de contestar eso", dijo ante la consulta directa. Es cierto que ostenta ese derecho, pero si no es él, el hombre que maneja el fútbol del club, entonces quién...

"Vamos a festejar el sábado, a jugar el partido contra el Barcelona (el 14 de diciembre a las 14, en Riad) y luego nos sentaremos con el DT a analizar todo y sin darle vuelta al tema", agregó el vice. Sin vueltas, también contó, decidieron la salida de Miguel Russo (hoy en Arabia), incluso 12 días después de que Boca eliminara justamente a River en esta Copa Argentina que el Xeneize acaba de ganar. Es decir que JR y su Consejo han dado muestras de que los resultados no cambian su decisión. Así, el "analizar todo", también retrotrae la jugada.

La otra frase del vice que hizo ruido es estrictamente futbolística. "Uno, por más que gane, quiere jugar mejor", dijo. Y ensayó ahí una crítica no tan encubierta sobre el juego del equipo, que tuvo un bajón muy marcado en los últimos partidos. De hecho, Boca sacó apenas dos puntos de los últimos nueve en la liga, lo que llevó a comprometer su pasaje a la fase de grupos de la Copa (que ahora consiguió por otro camino), ya que ya no dependía de sí (lo había superado Estudiantes). Y hay un dato más: en los últimos cuatro juegos, apenas convirtió un gol (ante Arsenal, el último del torneo).

El desgaste de Battaglia

Pero no sólo está en juego en esta historia la evaluación de Riquelme y su Consejo, sino también la decisión del propio Battaglia. El DT, en todo este tiempo, se fue desgastando en la función, fue limando relaciones con el CDF, fue aceptando situaciones que ya no está dispuesto a repetir y hasta se sintió desautorizado más de una vez, sobre todo en el micro-gate post Gimnasia, cuando Román llevó al vestuario a todo el equipo sin su consentimiento.

 Battaglia sabe que el Consejo no está conforme con parte de su cuerpo técnico (hay cuestionamientos sobre la preparación física del equipo) y habrá que ver, cuando las partes se sienten, si alguna imposición en ese rubro o algún desacuerdo en la planificación del Boca 2022 no termina siendo un detonante. Sobre todo porque hoy, aún con el festejo caliente, sigue habiendo un clima palpable de tensión. En la celebración, no hubo una foto del DT con el Consejo, en una distancia que también dice mucho.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS