lunes 23 de mayo de 2022

POR RICARDO MARRANCONE

“Sin la justicia ni el mismo Zeus es capaz de gobernar” (Plutarco, hace mas de 2000 años)

Nos impusieron el relativismo: la idea de que todo es igual, lo verdadero y lo falso, lo bello y lo feo, que el alumno vale tanto como el maestro, que no hay que poner notas para no traumatizar a los malos estudiantes.

lunes 29 de noviembre de 2021
“Sin la justicia ni el mismo Zeus es capaz de gobernar” (Plutarco, hace mas de 2000 años)

Nos hicieron creer que la víctima cuenta menos que el delincuente. Que la autoridad estaba muerta, que las buenas maneras habían terminado, que no había nada sagrado, nada admirable.

El eslogan era VIVIR SIN OBLIGACIONES Y GOZAR SIN TRABAS...

Quisieron terminar con la escuela de excelencia y del civismo. Asesinaron los escrúpulos y la ética. Una izquierda hipócrita que corrompiendo a los leguleyos fracasados y sin escrúpulos permitió indemnizaciones millonarias a los grandes corruptos y el triunfo del depredador sobre el emprendedor.

Esa izquierda que habla de derechos humanos  asesina y pone bombas, está en la política, en los medios de comunicación, en la economía. Le ha tomado el gusto a la vagancia y al poder.

La crisis de la cultura del trabajo es una crisis moral. Hay que rehabilitar la cultura del trabajo.

Dejaron sin poder a las fuerzas del orden y crearon una frase: se ha abierto una fosa entre la policía y la juventud: los vándalos son buenos y la policía es mala. Como si la sociedad fuera siempre culpable y el delincuente inocente.  

Son esos que han renunciado al mérito y al esfuerzo, que viven como zánganos del dolor de la gente que trabaja, y que atizan el odio a la familia, a la sociedad y a la república.

Hoy debemos volver a los antiguos conceptos de la ética, de la educación, de la cultura y de las obligaciones antes que los derechos.

Estos los ganaremos haciendo respetar los valores que pronto volverán, que no perdimos y extrañamos.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS