viernes 27 de mayo de 2022

Política

La UCR planteó volver a liderar la Argentina en el 2023

viernes 29 de octubre de 2021
La UCR planteó volver a liderar la Argentina en el 2023

En un homenaje al histórico triunfo de Alfonsín, el radicalismo bonaerense, con Manes a la cabeza, planteó el objetivo de pelear la candidatura presidencial de Juntos por el Cambio. Estuvieron Morales, Cornejo, Valdés y Sanz. Lousteau, el ausente.

En un acto con ADN 100% radical, Facundo Manes y la plana mayor de la UCR dieron un paso más en su plan de levantar cabeza y pelearle al PRO el liderazgo de Juntos por el Cambio. Y se fijaron un objetivo: volver a poner un presidente en la Casa Rosada en 2023.

Con muchas reminiscencias al pasado, sobre todo al histórico acto de Raúl Alfonsín en 1983 en el mismo microestadio de Ferro Carril Oeste, el acto estuvo marcado por el impulso que la UCR busca tomar hacia el futuro, sobre todo después de años donde se sintieron socios minoritarios dentro de la alianza opositora. Todo bajo el lema "el radicalismo volvió a la cancha".

“Volver a la cancha de Ferro significa que el radicalismo está nuevamente de pie para encarar un nuevo sueño colectivo, como en el 83’ fue la reconstrucción democrática, estamos de pie para terminar con la decadencia argentina”, arrancó Manes.

“Necesitamos un radicalismo renovado y moderno que mire más al futuro que al pasado”, planteó el neurocientífico, que quedó como tercer candidato a diputado de Juntos luego de las PASO donde perdió 60 a 40 con Diego Santilli. Aclaró, además, que "con este nuevo radicalismo no alcanza para hacer la revolución que venimos a proponer, necesitamos ser cada vez más, construir puentes". 

Con los principales referentes del partido sentados en la tribuna, Manes es la figura en la que muchos ya imaginan a un radicalismo encolumnado detrás de su proyecto presidencial. No es el único, de todas formas, con esas aspiraciones. Lo aplaudían, por ejemplo, Gerardo Morales y Alfredo Cornejo, referentes partidarios que no esconden esa voluntad. También estaban el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, Ernesto Sanz, Mario Negri y Luis Naidenoff, entre otros líderes. 

El único ausente de esas figuras fue Martín Lousteau, quien tenía una actividad de campaña ya agendada en Catamarca y no la cambió. "Teníamos previsto Catamarca porque nuestro objetivo número uno es conseguir senadores y hacer una gran elección en noviembre", le dijo a PERFIL una fuente cercana a Lousteau. Su militancia, del sector Evolución, sí estuvo presente, liderada por Danya Tavela, quien secundó a Manes en las PASO. Se barajó la opción de que ella también fuera una de las oradoras del acto, pero los sectores en pugna con Lousteau pusieron resistencias.

En cambio, hablaron antes de Manes los líderes de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad y Erica Revilla, organizadores del acto, y Manuel Cisneros, titular de la Juventud Radical de la Provincia. Fue Abad el que generó el mayor clima de efervescencia ante un estadio colmado, en otro acto político donde la pandemia parece haber quedado definitivamente atrás. "Volvió la vieja mística, con nuevos protagonistas", reflexionaba Cornejo en una de las tantas tertulias que se armaron al finalizar el acto.

“Cuando la UCR bonaerense está fuerte, el partido gana musculatura, se fortalece e incide en la política nacional”, expresó Abad. Y agregó, en un mensaje a los socios del PRO, que la UCR "está llamada a liderar la coalición y buscar la Presidencia de la Nación". Los jóvenes militantes no tardaron en responder con el tradicional canto “volveremos a ser gobierno, como en el 83’”. 

“Acá no tenemos que naturalizar que la candidatura presidencial se va a definir en una interna del PRO”, reflexionaba otro peso pesado del partido en las tertulias posteriores. Los radicales ya están viendo que las discusiones entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich van a profundizarse de acá a 2023 y no quieren ser convidados de piedra en esa discusión. Por eso quieren seguir el modelo de las PASO que protagonizó Manes y dar la pelea. Ya sea con el propio neurocientífico, Morales, Cornejo o Lousteau. “Manes representa una bocanada de aire fresco, pero que no viene con un discurso antipolítico”, se escuchó en otra tertulia.

“Volvimos a la cancha, estamos más vivos que nunca, empezamos a soñar, a construir un país distinto, somos la UCR que se está preparando para liderar la Argentina, la de Raul Alfonsin, adelante radicales, la lucha continúa, el futuro va a ser nuestro”, cerró su discurso un eufórico Abad. 

Minutos después, Manes también apeló a la figura de Alfonsín y, en otro homenaje a 38 años de su triunfo electoral, cerró con el tradicional rezo cívico: el preámbulo de la Constitución Nacional que recitaba el ex presidente en plena campaña de 1983.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS