10/06/2021
 Denuncian que policías de Ibarreta cometieron abusos y violaciones a los Derechos Humanos a detenidos
Politica

Denuncian que policías de Ibarreta cometieron abusos y violaciones a los Derechos Humanos a detenidos

Mabel Calermo, hermana de dos hombres detenidos en un procedimiento realizado el pasado 25 de mayo, denunció que los policías que intervinieron en esa oportunidad y otros que después se sumaron en la comisaría cometieron todo tipo de abusos y excesos, efectuando disparos con balas de plomo y golpeándolos sin piedad, en clara violación a los Derechos Humanos.

Fue durante un operativo que llevaron adelante en horas de la noche en un kiosco donde estaban reunidas varias personas y que los vecinos denunciaron como una fiesta clandestina. Allí se desató un violento enfrentamiento en el que un policía resultó gravemente lesionado.

s, la hermana de dos de los cuatro detenidos por el caso dijo que la versión que dio la Policía es parcial, subjetiva y claramente dirigida a cargar con toda la responsabilidad a las personas que estaban ese día reunidas en la casa de uno de sus hermanos, donde funciona un kiosco.

La mujer, cuya versión fue avalada por sus otras dos hermanas, Griselda y Ester, relató que ese día sus hermanos, primos y un amigo se juntaron para hacer locro y vender al público, como una manera de recaudar dinero en virtud de la difícil situación económica que se está viviendo por la pandemia.

La actividad contaba con el permiso del intendente de El Colorado. “Terminaron de vender la comida y se metieron adentro de la casa, dejando las motos estacionadas sobre la vereda.

Cuando se hizo de noche, llegó una camioneta de la Policía local con varios uniformados, que bajaron del móvil sin golpear las manos ni mucho menos identificarse. Mis hermanos y primos estaban dentro del kiosco de la casa con las puertas cerradas”, aclaró. Contó que cuando los policías comenzaron levantar una de las motos que estaban afuera, salió el dueño pidiéndole explicaciones sobre el motivo por el cual estaban secuestrando el rodado, ya que no estaba circulando por la vía pública.

“En ese momento, uno de los policías le respondió que él también iba a ser esposado y detenido. Al ver esto, mi hermano, dueño de casa, salió y preguntó qué estaba ocurriendo y por qué procedían de esa manera, ante lo cual los policías desenfundaron sus armas y comenzaron a apuntarlos, lo que llevó a los otros que estaban adentro a que salieran rápidamente suplicando que dejaran de encañonarlos”, relató.

 

Según la mujer, en ese momento uno de los policías le pegó con su arma en la boca a uno de sus familiares y efectuó un disparo que impactó en el pizarrón del negocio.

“Después de esto atropellaron como una tropilla contra la casa de mi hermano para agredir a los demás integrantes del grupo, que se defendieron usando los palos, tipo tizones, que quedaron del fuego del locro, tratando por todos los medios de evitar el avasallamiento de los policías.

Ahí se escucharon otros disparos, uno de los cuales pegó en la ventana del kiosco, otro dio en el pie de mi primo y otros dos tiros rozaron a mis hermanos, que se salvaron de milagro”.

Según esta versión, el descontrolado alboroto fue aprovechado por uno de los policías para entrar a la casa y golpear a uno de sus ocupantes, y en medio de la agresión se le cayó al funcionario su casquete, que quedó dentro del domicilio.

Superado el incidente, los policías se retiraron del lugar y volvieron a la comisaría, pero lo peor iba a venir después. Al otro día, comenzaron con los operativos de detención y el allanamiento a la casa, la que dejaron literalmente destrozada buscando un hacha, un machete y un arma de fuego.

 La mujer contó que dos de sus hermanos fueron detenidos al otro día y ambos sufrieron apremios ilegales durante el arresto. Uno de ellos en la comisaría de Ibarreta y el otro en Pozo del Tigre, hasta donde fue llevado por “razones de seguridad”.

Respecto de este último, dijo que semanas atrás había sufrido un accidente y que por este motivo estuvo varios días internado en el Hospital de Alta Complejidad.

“Les presentamos a los policías todas las constancias de su problema y ni siquiera eso sirvió para que dejen de pegarle sin piedad en la comisaría de Pozo del Tigre; incluso una mujer policía también fue parte de la golpiza”, remarcó.

 

Por otra parte, respecto de sus otros hermanos y su primo, que también están imputados en el mismo hecho pero están prófugos hasta la fecha, dijo que en su familia no tienen conocimiento de su paradero ni de su estado de salud, ya que huyeron del lugar la noche del incidente.

“No se entregan porque tienen miedo que le hagan lo mismo o peor que a los otros que fueron detenidos y ya están liberados”, aseguró. Viviendas prefabicadas En solo 90 dias usted puede tener su casa propia con la mejor calidad y al mejor precio. 

“La última vez que supimos de ellos fue el día 26 de mayo en horas de la mañana, cuando nos enviaron evidencias de sus heridas y avisaron a la familia que esa noche fueron amenazados de muerte por los policías. Como familia estamos desesperados porque todas las noches los policías los buscan con armas de fuego, y así ya detuvieron a uno de los amigos, irrumpiendo en casa a los tiros”, denunció.

La mujer dijo que los policías de la comisaría de Ibarreta están fuera de control, que cometen todo tipo de abusos y que juegan con la gente y, particularmente, con las personas que son privadas de libertad, que además de ser golpeadas, son víctimas de amenazas de muerte para que no hagan ningún tipo de denuncias ante la Justicia.

Sostuvo que lo mismo ocurre en Pozo del Tigre y Estanislao del Campo, hasta donde fueron llevados los detenidos de este incidente, uno de los cuales, según Calermo, llegó a convulsionar a causa.

Tags:
Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    100%
    4 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me da igual
    0%
    0 votos
Compartir:
Dejar un comentario
Utilizando Facebook
Utilizando Opinión Ciudadana

Esta noticia aún no tiene comentarios

NARCO ESTADO: En los últimos días realicé diversas declaraciones políticas en mi carácter de senador nacional de la provincia de Formosa a raíz del hallazgo por parte de Gendarmería Nacional de 2.500 kilos de marihuana en la localidad de Laguna Naineck.
Raúl Alfonsín en el año 1999 caracterizó la situación institucional de Formosa como una “democracia a la paraguaya” por obra del gobernador Gildo Insfrán, en obvia asimilación al régimen despótico que el dictador Alfredo Stroessner impusó en el Paraguay..
El ya complicado y sucio espectro radioeléctrico de la ciudad de Formosa sumará en estos días una nueva emisora de frecuencia modulada que se construye bajo la supervisión personal del jefe de Gabinete del gobernador Gildo Insfrán y que emitirá en...