Produce cierta inquietud el artículo “Aprendizaje cooperativo virtual”. Algunas reflexiones
Politica

Produce cierta inquietud el artículo “Aprendizaje cooperativo virtual”. Algunas reflexiones

“La pandemia potenció la disputa educativa, no tan sólo sobre la presencialidad o no, sino en su esencia vital: Enseñar para la competencia o la cooperación”.

“El arte supremo del maestro es despertar el placer de la expresión creativa y el conocimiento”. Albert Einstein

 

Desde hace algunos años existe cierta inquietud en el ambiente de docentes cooperativos en referencia a la muy avanzada propuesta de lo que nosotros denominamos “Técnicas de enseñanza y aprendizaje cooperativo” y “Técnicas colaborativas”, en razón a que difieren y generan confusión con la “Pedagogía cooperativa Escolar y Universitaria”. Para evidenciar las diferencias sustantivas y realizar una breve comparación, nos propusimos reflexionar.

Las políticas educativas son parte de una visión política determinada de los gobiernos y si éstas resultan lesivas para vastos sectores en debilidad económica e incrementan sus dificultades, se establece allí un entorno de disputa, de tensión educativa, donde el curriculum oculto del discurso se puede develar.

Consignado lo anterior, quisiera  compartir unas reflexiones pedagógicas que motivara una nota publicada en el Diario ABC color de la república paraguaya de fecha 27 de abril del corriente año, edición impresa, suplemento escolar, de autoría de la Prof. Abg. Karina Elizabeth Hermosilla Galeano, titulada “Aprendizaje cooperativo virtual”.

El valor del artículo “Aprendizaje cooperativo virtual”, a mi criterio, radica en que plantea el aprendizaje cooperativo virtual basado exclusivamente en la dinámica de grupos, sin embargo, se olvida de la Doctrina cooperativa, por ello, y a efectos de proporcionar mayor claridad conceptual sobre el enfoque expuesto por la profesional nombrada, sentamos que dista y en mucho del que hemos aquilatado en décadas de investigación, constatación y hallazgos en los diferentes niveles de las trayectorias educativas y formativas del sistema de educación oficial.

Las cooperativas se institucionalizan en 1844 en Inglaterra, en pleno auge de la Revolución Industrial, en la cual la clase trabajadora sufrió todo tipo de atropello a su humanidad. Estos trabajadores de la producción fabril conformada en su mayoría por la parte más débil del eslabón estructural de la sociedad industrial: las mujeres y los niños.

Todas estas realidades observadas por Robert Owen, padre de la cooperación, lo motivó a buscar una pedagogía acorde, lamentablemente no podía lograrlo, aun cuando instaura la idea de la educación de esos niños desde su tierna infancia concibiendo la primera institución preescolar en el mundo, donde los hijos de los trabajadores aprendían con alegría.

Para no extenderme en demasía en este punto, me permito sugerir amigablemente y, con todo respeto, ante esta loable iniciativa, estudiar el trabajo de José Yorg denominado “La génesis de la Pedagogía Cooperativa”, de publicación virtual (noviembre del 2008), cuyo link comparto: 

 

https://forokoop.coop/blog/es/2008/11/26/la-genesis-de-la-pedagogia-cooperativa/

 

Se infiere de ello que las anteriores conceptualizaciones permite establecer que sólo a partir de su real comprensión, se establecen fundados distanciamientos en lo conceptual, procedimental, actitudinal y metodológicos de lo que es el enseñar y aprender desde el enfoque cooperativo, que se contrarresta en un todo con el enfoque liberal y que tiene su impacto desbastador en las cooperativas escolares y de adultos.

 

EDUCAR EN LA COOPERACIÓN

Educar en la cooperación, trasciende la problemática del entorno, sea este virtual o presencial, entre o extramuros escolares en las cuales se enseña y se trata de lograr que el educando aprenda. Va más allá que un aprendizaje colaborativo o en grupos, que desde ya considero positivo, porque rompe la forma individualista que dificulta la sociabilidad.

Los sujetos pedagógicos intervinientes, hoy producto de la virtualidad áulica generalizada, se extiende a las mamás y papás, quienes deben cumplir la función especializada de docentes, con poco o nulo conocimiento de la Pedagogía y Didáctica. Sobre ellos recae gran parte de la responsabilidad de la enseñanza de sus hijos e hijas, y ello sin considerar los costos socioeconómicos en que incurren.

Lo anterior no quiere decir que presentaré un modelo didáctico a implementar, pero si sugerir, con todo respeto y humildad, realizar modificaciones estructurales en ellas, en la red de interrelaciones docente, educando, padres y madres, y sus peculiaridades con los saberes curriculares.

La Educación Cooperativa tiene una unidad inescindible, es teórica y práctica encuadrada en una herramienta didáctica: La cooperativa escolar. Y criterios pedagógicos de tres componentes Doctrina e Historia Cooperativa como eje medular; Orgánico Legal e Institucional y Conocimientos Generales, funcionales a la cooperación. Para ilustrar mejor sirva como operativización metodológica, menciono, la metodología asamblearia, la disciplina organizativa, la democracia cooperativa, la crítica y autocrítica de las gestiones individuales y grupales de estudio y trabajo,  del enseñar y del aprender.

Como docente pedagoga de educación cooperativa con años de estudios e investigaciones, me permito apuntar que pretender enseñar cooperación como lo propuesto por la profesional citada más arriba, cabe en lo pronunciado por el pensador “es pretender tocar una campana de bronce con un badajo de caña”, pues adolece de lo fundamental, carece de doctrina...

Es evidente que el tema no se agota en estas acotadas reflexiones, por ello invito a la Prof. Abg. Hermosilla Galeano, extensivos a otros u otras colegas que quieran sumarse a aportar saberes, dejando abierta la posibilidad de establecer redes de relaciones de saberes.

La pandemia potenció la disputa educativa, no tan sólo sobre la presencialidad o no presencialidad, sino en su esencia vital: Enseñar para la competencia o la cooperación.

Tags:
Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
  • Me da igual
    %
    0 votos
Compartir:
Dejar un comentario
Utilizando Facebook
Utilizando Opinión Ciudadana

Esta noticia aún no tiene comentarios

NARCO ESTADO: En los últimos días realicé diversas declaraciones políticas en mi carácter de senador nacional de la provincia de Formosa a raíz del hallazgo por parte de Gendarmería Nacional de 2.500 kilos de marihuana en la localidad de Laguna Naineck.
Raúl Alfonsín en el año 1999 caracterizó la situación institucional de Formosa como una “democracia a la paraguaya” por obra del gobernador Gildo Insfrán, en obvia asimilación al régimen despótico que el dictador Alfredo Stroessner impusó en el Paraguay..
El ya complicado y sucio espectro radioeléctrico de la ciudad de Formosa sumará en estos días una nueva emisora de frecuencia modulada que se construye bajo la supervisión personal del jefe de Gabinete del gobernador Gildo Insfrán y que emitirá en...