jueves 19 de mayo de 2022

Alarmante: En casi una semana, mueren ocho personas en accidentes de tránsito

Desde los diferentes organismos advierten que la falta de control como así también la falta de educación vial y la imprudencia de los conductores, son las principales causas de las muertes en las rutas y arterias.

viernes 21 de junio de 2019
Alarmante: En casi una semana, mueren ocho personas en accidentes de tránsito
Los controles en las rutas y las campañas de prevención no son suficientes para contrarrestar el conteo de muertes por accidentes de tránsito en la provincia. En la última semana se registraron ocho personas fallecidas en diferentes siniestros viales donde la imprudencia y la falta de responsabilidad al conducir siguen cobrando vidas en las rutas y arterias de la provincia.
Durante esta última semana se contaron hasta el día de ayer, ocho víctimas fatales empezando el lunes 17 con la muerte de dos jóvenes que circulaban en motocicleta por la avenida ribereña de esta ciudad. El martes, un niño de 6 años falleció al caer de un camión en la localidad de Ingeniero Juárez. El miércoles 19, fueron cuatro víctimas fatales que resultaron de accidentes registrados en la ruta nacional 81, terminando el conteo con una mujer fallecida el jueves por la noche, cuando fue embestida por un camión en la avenida circunvalación de nuestra ciudad.
Los motociclistas, los ciclistas y los peatones son los más perjudicados y expuestos, en la vía pública. Pero además se evidenció una falta de control por parte de los organismos correspondientes. 
 
Falta educación 
 
En un informe elaborado con datos del mes de mayo, el Instituto de Seguridad Vial, da cuenta del gran incremento interanual en accidentes viales que provocan lesionados graves.
El trabajo de mejoras en rutas y autopistas en todo el país es un hecho irrefutable. Esa actualización de los corredores viales, un trabajo tan postergado por los gobiernos anteriores, es uno de los elementos que ayudan a mejorar la seguridad para los conductores y todos los personajes que intervienen en esta obra multitudinaria llamada tránsito.
Sin embargo, y a pesar de la buena nueva que este gigantesco trabajo supone, con el solo no alcanza para lograr los niveles de protección que toda sociedad merece. La parte que falta es la más importante, la educación.
Hoy, la mayoría de los distritos a nivel nacional entregan registros de conducir sin comprobar fehacientemente que quienes los solicitan estén debidamente capacitados para obtenerlo. Es que no hay cursos que preparen a la mayoría de los futuros conductores para realizar su tarea de la manera más adecuada. Solo unos pocos reciben instrucción específica, especialmente aquellos que se dedicarán al transporte profesional, de cargas o de personas. 
El problema es que la seguridad vial no aparece como materia en ningún plan de estudio, ni siquiera extracurricular y es en los primeros niveles de la educación obligatoria donde el Estado debería exigir que los niños empiecen a familiarizarse con las normas que los ayudarán a ser mejores conductores y peatones, es decir, participar en los pormenores del tránsito recibiendo la información necesaria para evitar accidentes.
De lo contrario, no hay explicación lógica para los números que aparecen en los informes de siniestralidad vial. El último dato lo comunicó el Instituto de Seguridad Vial (ISEV) analizando el mes de mayo. En el informe se advierte que la “siniestralidad vial grave” (aquella que deja como saldo por lo menos un lesionado grado 3, es decir, con fractura) muestra un aumento del 40,3 por ciento respecto al mismo mes del año pasado. 
 
Cifras del 2018
 
En Formosa se registraron 141 muertes en accidentes de tránsito durante todo el año 2018. Así lo informó la Asociación Civil Luchemos por la Vida, que además indicó que en el país hubo 7.274 casos en total durante el mismo período anual. Comparativamente con 2017, nuestra provincia incrementó sus decesos y empeoró así los índices de fatalidad vial.
El número de víctimas fatales por siniestros viales creció en la provincia de Formosa en el último año. El último dato confirmado por la ONG nacional representó un aumento interanual comparado con los 135 fallecidos durante 2017 en todo el territorio formoseño.
En el ámbito nacional, se observó un promedio de 20 decesos por día y más de 600 por mes. Esto llevó a que se contabilizaran 7.274 muertes, frente a las 7.213 de 2017. Buenos Aires fue la provincia con el nivel más alto de casos, con 2.158 personas (también es la jurisdicción con más habitantes). La siguió Santa Fe, con 626, y Córdoba, con 439. Luego se ubicó Tucumán. La ONG realizó este informe, con base en los datos policiales y municipales, entre otras fuentes oficiales, según aclaró.
Buenos Aires encabezó así el ránking de las provincias con más accidentes de tránsito, seguido por Córdoba con 439 y Tucumán con 409. El número es el menor de los últimos años.
El promedio dio en la provincia de Buenos Aires una muerte cada 8.049 habitantes, mientras que en Córdoba fue mayor ya que se contabilizó una muerte cada 8.391 habitantes. En Tucumán las cifras fueron alarmantes debido a que cada 4.069 personas hubo un deceso.
 
En la región
 
A nivel regional, nuestra provincia fue la que menos muertes tuvo comparativamente con sus pares del NEA, ya que por ejemplo, en 2018 Chaco tuvo 248 muertes, Misiones con 329 y Corrientes con 292 fallecidos por esta causa.
Según la ONG Luchemos por la Vida, las cifras del presente estudio son proyección de los datos habidos hasta el presente, aplicados al nuevo lapso, e incluyendo fallecidos en el hecho o como consecuencia de este, hasta dentro de los 30 días posteriores, según el criterio internacional más generalizado. Las cifras utilizadas son las últimas disponibles –de origen policial, municipal u otros– actualizadas. Como la gran mayoría de las cifras originales sólo computan los muertos en el momento del accidente, las mismas también han sido corregidas según parámetros internacionalmente aceptados, a fin de permitir una apreciación, estudio y comparación seria de la mortalidad en la accidentología vial argentina.

El número que buscamos es de 0 fallecidos
 
Fernando Inchausti Díaz Colodrero, director de Seguridad Vial de la provincia, recientemente brindó un amplio informe del trabajo que lleva adelante el organismo. Como así también detalló la cantidad de muertes que se registran en siniestros viales.
En este sentido comentó que en el mundo diariamente fallecen por siniestros viales aproximadamente 1.250.000 de personas, “es el doble de la cantidad habitantes que hay en toda la provincia de Formosa. Unos 400.000 de esos son jóvenes menores de 25 años” dijo Inchausti.
Manifestó que en el 2001 el registro de parque automotor no superaba los 30.000 vehículos, “en cambio hoy estamos hablando de un parque automotor que supera ampliamente los 100.000 vehículos. Por otra parte, de 335 ciclomotores hoy estamos hablando de un parque que supera ampliamente los 120.000 vehículos, es decir tenemos una tasa de motorización que está hablando de una relación de un vehículo automotor cada dos personas”, reveló.
“La relación de fallecidos cada 10.000 vehículos en un comparativo con una cronología que podemos tomar como año pico el año 2009 a la actualidad. Vemos que hay una variación muy importante de casi 12 fallecidos cada 10.000 vehículos y actualmente hablamos de cuatro 4 fallecidos cada 10.000 vehículos”, detalló el funcionario.
Por otra parte, comentó que las últimas estadísticas arrojaron 30 víctimas fatales por mes hasta los primeros días de junio del presente año. “Comparado con mismo mes del año 2018, se redujo la cantidad porque se habían registrado 64 muertos el año pasado”, indicó.
Finalmente manifestó que “cuando uno mira los números absolutos, que ese es nuestro horizonte, nos marcamos que hay que trabajar por las personas y quizás pueda parecer una utopía pero el número que buscamos es de 0 fallecidos”, concluyó.

PARA REFLEXIONAR
 
¿Qué clase de 
conductores somos?
 
El 10 de junio de 1945 se oficializó en nuestro país, el cambio del tránsito de la mano izquierda a la derecha, optando por un estilo norteamericano. Pero este episodio pasó a ser algo más que anecdótico, ya que conmemorar el Día de la Seguridad Vial, se ha transformado, desde hace unos años, como la oportunidad para reflexionar sobre qué clase de conductores o peatones somos.
En diálogo con FORMOSA, la licenciada en Criminalística Laura Marianela Llanes reflexionó acerca de los mal llamados accidentes de tránsito. En ese sentido mencionó que en Argentina por año fallecen más de 6.000 personas a causa de los siniestros viales. 
“Es preocupante lo que está pasando en Argentina, porque una familia por hora pierde a un ser querido en las rutas, autopistas o calles del país” para agregar que “el término accidente se halla relacionado con el azar, lo imprevisto, pero las estadísticas demuestran que no es otra cosa que la falta de responsabilidad al conducir, la que genera la mayoría de los siniestros”. 
Advirtió Llanes que “al factor humano se le atribuye el 80% de los accidentes viales, por lo tanto, hay que plantearse en qué endurecer cada vez más las estrategias de control por parte de todos los actores viales involucrados para así mejorar la cultura de la seguridad vial”.
 
Cuatro ejes
 
La profesional indicó que si se habla de seguridad vial necesariamente se deben tener en cuenta cuatro ejes que trabajan en simultáneo: la educación, la concientización, la sanción y la educación.
“Las señales de tránsito, el uso del cinturón, el no uso del celular al manejar, son cuestiones que deben ser parte de la educación desde el ingreso a la escuela en nuestro país”, dijo para acotar que “se trata de educar niños y adolescentes que funcionan como multiplicadores con sus familias, llevando a sus hogares los consejos sobre seguridad vial que reciben. Considerando además que serán los conductores en un futuro a mediano plazo”.
Sostuvo que la concientización, que se realiza con mayor énfasis en fechas como las del 10 de junio, contempla todo tipo de campañas en la calle, medios de comunicación y redes sociales, con el objetivo de aconsejar, llamar a la reflexión, es decir mostrar una radiografía de la realidad.
“El control se transforma así en una herramienta fundamental para revestir esta situación –señaló– el correcto estado de los vehículos, los activos operativos y control por parte del estado y del municipio que están llevando adelante, transforman en mecanismos necesarios para un tránsito más seguro”. 
Sostuvo Llanes que “todas las acciones buscan disminuir los índices de siniestralidad y generar un conductor responsable. La conducción es un fiel reflejo de la sociedad misma, en tanto que la manera en que los ciudadanos se comportan a la hora de circular por la vía pública es un tema netamente cultural”.
Finalmente convocó a seguir trabajando para prevenir más muertes, “a la seguridad vial la tenemos que seguir trabajando desde el lugar que nos toque. La responsabilidad es de todos y tenemos que ser conscientes de que cuando hablamos de seguridad vial de salvar vidas”, concluyó.
 
Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS