domingo 22 de mayo de 2022

A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO

La vida en un tango: MALEVAJE

jueves 24 de noviembre de 2016
La vida en un tango: MALEVAJE

"Deci por Dios, ¿qué me has dao, que estoy tan cambiao, no sé más quién soy?. El malevaje extrañao, me mira sin comprender. Me ve perdiendo el cartel de guapo que ayer brillaba en la acción… ¡Ya no me falta pa` completar, más que ir a misa e hincarme a rezar!"

El Gobernador Gildo Insfran, acompañado de su devoto ministro Antonio Emérito “Pomelo” Ferreira, parece haber completado el camino que el inolvidable Carlos Gardel describiera en su tango “Malevaje”, hincado rezando junto al Obispo Vicente Conejero.

Es sabido que la religiosidad de los hombres, y de las mujeres, se pone en evidencia con mayor intensidad en situaciones límites que no tienen como resolver por su propia voluntad (enfermedad, accidente, muerte de algún ser querido, pérdida de libertad, etc.), invocándo a Dios, sin  desechar los casos de conversión  sincera por la Fe, tratando de purgar sus pecados, para la cual se  debe  confesar los mismos, luego arrepentirse, posteriormente cumplir la penitencia y recién al final se logra el perdón divino.

Evidentemente el gobernador se debe sentir en serio peligro  por las gravísimas acusaciones que vincula a su gobierno con el narcotráfico y la corrupción generalizada, situación que lo  conduce a un acercamiento a la Iglesia con un gesto  nunca ántes practicado de llevar en persona documentación de titularidad de un inmueble para la edificación de una capilla en el Barrio Nueva Formosa.

Es probable que los funcionarios públicos se sientan en peligro por las gravísimas acusaciones que vinculan la gestión del gobierno provincial con el narcotráfico, como  asimismo por el estruendoso avance de la justicia federal sobre la monumental corrupción a través de la obra pública, que más temprano que tarde está llegando a las realizadas en Formosa, según es de público y notorio conocimiento, circunstancias en  las cuales de poco le servirán jueces y fiscales corrompidos para continuar  gozando impunidad, teniendo en cuenta los reclamos de la sociedad  toda, conocida mediante los medios de prensa independiente locales y nacionales.

De todos modos, pensar que Gildo Insfran y Emérito “Pomelo” Ferreira estén dispuesta sinceramente  a recorrer el “camino a Damasco” para descubrir a Jesús, como lo hiciera San Pablo, está lejos de ser creíble, razón por la cual a los formoseños solo nos queda seguir “a Dios rogando y con el mazo dando”.

El Papa  Francisco distingue entre pecadores y  corruptos, sosteniendo que a los primeros se los puede perdonar pero a los  segundo no por constituir el “cáncer Moral” de la sociedad que actualmente  hizo metástasis, ocasionando daños irreparables para los sectores más vulnerables y desprotegidos, como son los pobres.

 En consecuencia, la posibilidad de que salven sus almas  los corruptos, y corruptas agregaría Cristina, seria de que se considerara a Gildo  y a “Pomelo” poseídos por el demonio y se les practique un exorcismo para expulsar a  Satanás de sus  cuerpos, y de su manos de la lata.

Tampoco podrán recurrir a la compra de Indulgencias pese a contar con enorme fortuna acumulada en la función pública, pues la Iglesia no estaría dispuesta a restablecer esa institución que le permitía recaudar.

 No obstante, tal vez enterados de que este es el Año de la Misericordia destinada a perdonar, puedan lograr el perdón  a partir de hincarse a rezar, aunque mejor sería que  hicieran una larga  peregrinación caminando con las manos, opinan no pocos cristianos. Amén.

 

 

 

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS