martes 9 de agosto de 2022

UNO ES GILDO INSFRAN

Presión oficialista a dos gobernadores del PJ que rechazan la reforma electoral

El gobernador de Formosa se opone al proyecto que impulsa el presidente Mauricio Macri

sábado 19 de noviembre de 2016
Presión oficialista a dos gobernadores del PJ que rechazan la reforma electoral

Un proyecto que impulsa el Presidente

Son Manzur, de Tucumán, e Insfrán, de Formosa. Funcionarios del Gobierno salieron a cuestionarlos. ¿Se adelantó la pelea electoral? El martes, reunión clave. 

El famoso golpe de doble impacto. Funcionarios del Gobierno nacional salieron en las últimas horas a cuestionar a dos gobernadores del PJ que rechazan la reforma electoral, el proyecto que impulsa el propio presidente Mauricio Macri y que trae como mayor novedad la boleta única electrónica como sistema de votación. Pero los que pegaron no fueron cualquiera: se trata de dirigentes de las mismas provincias que los mandatarios criticados. Un modo sutil, o no tanto, de anticipar la pelea electoral en sus comarcas. 

El primero que sacudió fue Ricardo Buryaile, el ministro de Agricultura de la Nación, formoseño de cuna. Atacó al inoxidable Gildo Insfrán, el gobernador récord, quien lleva 21 años consecutivos al frente de la provincia; el peronista ganó sucesivas reelecciones con boletas de papel y no ve motivos para cambiar. 

"Es hora de que en Formosa dejemos atrás este sistema retrógrado, que oscurece el sistema democrático", señaló Buryaile. Y agregó, con sentido local: "La reforma influye de modo determinante sobre la Ley de Lemas, ya que sos sistemas totalmente incompatibles. El régimen electoral en nuestra provincia no sólo es anacrónico sino que distorsiona la voluntad del pueblo".

Buryaile es uno de los dirigentes de Cambiemos que suena para la legislativa formoseña del año próximo. Ya perdió con Insfrán en 2011 y en 2015 no pudo conseguir la intendencia de la capital provincial. El otro anotado es el también radical Luis Naidenoff, senador oficialista que debe renovar su banca. 

Las críticas oficialistas también alcanzaron al tucumano Juan Manzur. En este caso, provinieron del actual secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya. “Hay que demostrar con hechos si está muy avanzada la reforma en la provincia de Tucumán, como dicen.Manzur debería haber estado presente cuando se lo convocó (a la reunión con Macri en Olivos) y explicar qué se está haciendo en la provincia. Argumentan que es porque el senador José Alperovich no votará a favor de la reforma", afirmó el ex intendente de San Miguel de Tucumán y compañero de fórmula de José Cano en la elección del año pasado, una de las más escandalosas y sospechadas, con marchas e intervención de la Justicia. Cano y Amaya, claro, suenan para la grilla oficialista de 2017.

La ofensiva del Gobierno es por la demora que está teniendo el tratamiento de la reforma electoral en el Senado, tras la media sanción en Diputados. La semana pasada, Macri se juntó en Olivos con Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manuel Urtubey (Salta), Domingo Peppo (Chaco), Mario Das Neves (Chubut), Hugo Passalacqua (Misiones), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Alberto Weretilneck (Rió Negro) y Omar Gutiérrez (Neuquén) y al vicegobernador Adán Bahl (Entre Ríos). Obtuvo su apoyo para la reforma, pero necesita más, sobre todo de cara a la reunión que tendrá el bloque de senadores del 

FPV-PJ con los mandatarios de su partido.

Miguel Angel Pichetto, conductor de la bancada, tiene la llave para avanzar con la reforma, por la mayoría que maneja. El rionegrino quiere evitar un voto dividido, pero hoy parece difícil congeniar la voluntad de los más dialoguistas y proclives a votar a favor de la boleta electrónica con otros cristinistas como Marcelo Fuentes, quien maneja la comisión que lleva el debate en la Cámara alta y viene frenando el tratamiento. La nueva posibilidad que manejan en el oficialismo es que salga el dictamen el jueves próximo. Esperaban lo mismo esta semana y no ocurrió. Por eso la inquietud y la presión. Además de Manzur e Insfrán, se descuenta que jamás habrá apoyo de la santacruceña Alicia Kirchner. 

En cambio, en la Rosada aseguran que siguen dialogando "con los gobernadores Uñac (San Juan), Verna (La Pampa) y Corpacci (Catamarca) para sumar su apoyo político en las próximos días a favor de la reforma". Más difuso es el panorama con la santiagueña Ledesma de Zamora y con el puntano Rodríguez Saá.

Lo que está claro es que aún cuando se apruebe en el Senado, el proyecto tendrá cambios respecto al que pasó el filtro de Diputados, con lo cual deberá volver a tratarse en la Cámara baja. Entre otras cosas, prevería la "gradualidad", para que la boleta electrónica se incorpore en algunas provincias en 2017 y otras mantengan el sistema de papel. Según los cálculos oficialistas, de todos modos, más de la mitad del país estaría votando con la nueva tecnología, incluidas las dos Buenos Aires, Córdoba y Mendoza. Final abierto.

 

Fuente: Clarin

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS