martes 9 de agosto de 2022

ESTUVO TODO ARMADO EN CASA DE GOBIERNO

Por arbitrariedad de sentencia, periodistas recurren al Superior Tribunal justicia

Hasta 24 horas antes que venciera el plazo para presentar el recurso extraordinario, les denegaron acceso al expediente y la copia del audio por el cual los condenaron

lunes 01 de agosto de 2016
Por arbitrariedad de sentencia, periodistas recurren al Superior Tribunal justicia

Los periodistas condenados a pagar una millonaria indemnización al gobernador formoseño Gildo Insfrán, presentaron un recurso extraordinario en el proceso por daños y perjuicios que el mandatario les inició por una llamada telefónica de un oyente que salió al aire en un programa de radio.

Luego de ser sentenciados a pagarle a Insfrán dos millones de pesos por “daño moral” los periodistas apelaron, pero la condena fue confirmada, y ahora piden que el Superior Tribunal de la provincia revoque la sentencia.

La condena tuvo amplia repercusión porque el gobernador de Formosa se sintió ofendido por lo que dijo un oyente anónimo que el 21 de enero de 2013 llamó por teléfono al programa de radio “Mano a Mano” del periodista Gabriel Hernández, quien no hizo ningún comentario respecto de los dichos del oyente, pero igualmente fue condenado a pagar la indemnización.

La esposa del periodista, Paola Cóspito, co-conductora del programa, también fue sentenciada a pagar los 2 millones de pesos, a pesar de que el día del llamado estaba a 1.200 kilómetros de distancia, en la ciudad de Buenos Aires.

Fuimos condenados por no haber dicho nada”, manifestó asombrado Hernández.

Gildo Insfrán admite que los periodistas “no dijeron nada”, pero igualmente los hizo responsables, por haber permitido que lo ofendieran a través de la llamada telefónica. Según el gobernador, Hernández y Cóspito tenían que haber “corregido” o “tachado de falso” el comentario del oyente, pero como no lo hicieron, los demandó por daños y perjuicios.

Los periodistas denunciaron que “todo fue armado desde la Casa de Gobierno”, porque dos días antes de la llamada telefónica, el 19 de enero de 2013, un alto funcionario del Poder Ejecutivo provincial se presentó en una escribanía y pidió que se grabe el programa “Mano a Mano”. Esa grabación fue usada como prueba por Insfrán.

También fueron condenados los periodistas que informaron sobre la polémica que se suscitó a partir de la llamada telefónica: Carlos Julián González, director del diario “Opinión Ciudadana”, César Orué de Radio 100.3 Fantasía, Carlos Varela de Radio La Corneta, y la dueña de la radio donde se realizó la llamada, Mercedes López.

INSFRÁN, “INTACHABLE”

La jueza dijo que para calcular la suma de la indemnización tuvo en cuenta “las condiciones personales” de Gildo Insfrán, destacando que gobierna “desde ya hace muchos años de manera intachable por elección del voto popular del pueblo de la Provincia de Formosa”.

Los periodistas denuncian que la jueza actuó “por obediencia debida” a Insfrán, que la condena es “una mordaza para evitar que los medios abran los micrófonos a la opinión del público”, y solicitaron que el Superior Tribunal de Justicia deje sin efecto la millonaria indemnización.

SINTESIS DE LOS HECHOS

1)    Un alto funcionario del gobierno de Formosa pidió en una escribanía que se grabe el programa periodístico.

2)    Dos días después, en ese programa sale al aire una llamada telefónica de un oyente anónimo que ofende al gobernador Gildo Insfrán.

3)    A pesar de que los periodistas no hicieron ningún comentario, el gobernador los demanda por “daño moral”.

4)    La esposa del conductor del programa también fue condenada, a pesar de que no estuvo presente cuando se produjo la llamada.

5)    La jueza sentenció a los periodistas a pagar 2 millones de pesos considerando la trayectoria “intachable” de Insfrán.

6)    Los periodistas apelaron, pero la condena fue confirmada. Ahora recurren al Superior Tribunal de la provincia.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS