domingo 22 de mayo de 2022

CORRUPCIÓN Y ABUSO DE PODER

BOCA ROJA: definitivamente ¡¡¡NO FUE MAGIA!!!

EL "MILAGRO" DE PAPACITO CABRERA: NUNCA TRABAJO Y SE HIZO MULTIMILLONARIO. BOCA ROJA se convirtió en "la Gallina de los Huevos de Oro" del eterno legislador del Frente Para La Victori

domingo 14 de febrero de 2016
BOCA ROJA: definitivamente ¡¡¡NO FUE MAGIA!!!

¿Puede una persona hacerse millonaria con un eterno sueldo de legislador o funcionario del Estado" En Formosa sí se puede. Lo hizo el diputado Armando Felipe "Papacito" Cabrera, que siempre fue empleado público "primero asesor, después diputado vitalicio, y que ahora es dueño de Boca Roja S.A., una empresa que maneja millones de pesos, contrata con el Estado y con los Municipios, sin pagar ni un centavo de contribución de tasas a la municipalidades del interior provincial

Por escritura pública de fecha 20 de abril de 2010, el diputado Cabrera y sus hijos Armando Javier Cabrera, por entonces de 24 años de edad, Armando Sebastian Cabrera, de 21, y Rocio Lucila Cabrera, de 26 años, constituyeron una sociedad denominada "Boca Roja S.A."

Esta empresa, según el acta de constitución publicado por 1879, se dedicaría a "Telecomunicaciones; Inmobiliaria; Constructora; Comercial Agrícola-Ganadera; Representaciones y Mandatos; Importación y Exportación" y como director se designó a Pedro Edgardo Díaz, (un empleado de la Legislatura nombrado por Papacito, que trabaja para las empresas privadas de papacito, pero que cobra por legislatura, como todos los empleados de los negocios de Papacito Cabrera).

El rubro principal de Boca Roja S.A. es, por ahora, la provisión del servicio de Internet. Empezando con instalaciones en la ciudad de Formosa y en Ibarreta, donde tuvo sus primeros abonados, en poco tiempo la empresa se expandió, cubriendo la geografía provincial y también la zona norte de Chaco y ahora Corrientes, convirtiéndose en un emprendimiento millonario. Por supuesto que el capital inicial lo puso Papacito Cabrera y el Estado, porque sus hijos eran unos jóvenes sin recursos propios.

"Boca Roja" tiene sede central en España 66, Oficinas 8 y 10, planta baja, en la misma dirección donde funciona la Radio FM Capricornio 97.5 Mhz, cuya propiedad es de "Papacito" Cabrera y de su hermana Margarita Enriqueta ("Marika") Cabrera, según su concuñado Guillermo Esteban Montero, que administró la radio por más de 10 años y luego lo denunció por estafa.

Precisamente fue Montero el que denunció en la justicia laboral que su concuñado hace trabajar en sus empresas y en su estudio jurídico a empleados que cobran su sueldo por la Legislatura. A los empleados privados, Papacito le pagaba en su oficina con sobres, recibos y Obra Social de la Legislatura, pero les retenía parte del sueldo y todos los aguinaldos

El propio Montero, durante los 10 años que manejó la Radio FM Capricornio, cobraba su sueldo en la Legislatura provincial, como consta en la causa judicial caratulada "Montero Guillermo Esteban c/Radio FM Capricornio 97.5 Mhz y/u Otros s/Acción Común". Expediente Nº 68/09 Sala Tercera, Tribunal del Trabajo de la provincia de Formosa.

SE PELEARON POR LA PAUTA PUBLICITARIA DEL ESTADO

Montero, denunció a Cabrera por "estafa laboral", y aseguró que es habitual que "Papacito" pague con sueldos de la Legislatura a los trabajadores de sus empresas privadas.Las desavenencias económicas entre los concuñados Montero y Cabrera surgieron a consecuencia de disputas por el cobro de la propaganda oficial que el Gobierno le paga a Radio FM Capricornio, que es el verdadero negocio de la radio.

Por supuesto, que es ilegal que el diputado Cabrera le cobre al gobierno de Formosa dinero por publicidad para una radio de su propiedad, ya que él forma parte del gobierno de la provincia, y no puede beneficiarse de contratos con el Estado provincial.

Por eso, también son ilegales los contratos que tiene Boca Roja S.A. con el gobierno de Formosa, por los que la empresa de Papacito utiliza el tendido de fibra óptica propiedad del Estado provincial, beneficiándose de una inversión millonaria hecha con dinero público. Esto es claramente contrario a la ley, como también facturar a reparticiones estatales la provisión del servicio de Internet, como nos consta que hace Boca Roja.

UN NEGOCIO REDONDO DE RAPIDA EXPANSIÓN Y MILLONARIAS RECAUDACIONES

La empresa de los Cabrera empezó a prestar servicio de internt el año 2011, en la zona de Formosa Capital e Ibarreta, y en poco tiempo ya se extendió a las localidades de Pirané, Palo Santo, Ibarreta, Estanislao del Campo, Potrero Norte, Fontana, San Hilario, Las Lomitas, Pozo del Tigre, Villa Dos Trece, El Colorado, Herradura, Mansilla, Villafañe, Laishi, Villa Escolar, Gran Guardia y Mariano Boedo.

En la provincia del Chaco, Boca Roja tiene abonados a su servicio de Internet en las localidades de Gral. San Martín, Presidencia Roca, Pampa del Indio, Las Palmas y La Leonesa.

Los sucesivos incrementos del capital social demuestran el progreso de Boca Roja S.A.; en abril de 2010 el capital inicial era de 100 mil pesos; luego aumentó a $ 500 mil, y en diciembre de 2011 a $ 800 mil; pocos meses después, el 30 de abril de 2012, aumentó a un millón cuatrocientos mil.

MILLONARIOS BENEFICIOS BANCARIOS

Millonarios también fueron los préstamos que recibieron Boca Roja S.A. y Papacito Cabrera, que figura inscripto en la AFIP como trabajador autónomo Categoria T2, Cat. II, con ingresos de 20.001 pesos, sin contar con ningún empleado registrado.

A pesar de su modesta condición de funcionario público, Papacito Cabrera recibió más de diez millones de pesos de créditos de varios bancos. En total, $ 10.455.600. En un solo préstamo, el Banco Nación le dio $ 7.597.300.

Y aquí cabe preguntar ¿cómo puede ser que un empleado público reciba semejante cantidad de dinero en un solo crédito personal" Téngase en cuenta que Cabrera debió presentar una garantía de un valor que triplique por lo menos la suma total de los préstamos, lo que deja en evidencia los montos millonarios de su fortuna personal.

La empresa Boca Roja recibió, por su parte, la suma de $ 5.073.900 en préstamos bancarios. Nuevamente nos planteamos que para obtener esos créditos millonarios, también la familia Cabrera debió constituir una garantía de valor mucho mayor.

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS