miércoles 28 de septiembre de 2022

La “Barbie Humana”

Lista para hacer ruido en las sierras

La cordobesa Verónica Vaira está radicada desde hace años en Miami, donde trabajó como conejita de Playboy pero planea desembarcar con su música en la Argentina de la mano del tema “Mi Culito”.

lunes 12 de octubre de 2015
Lista para hacer ruido en las sierras

A lo largo de mi vida, he tenido muchas propuestas indecentes de gente poderosa y famosa. Por ejemplo, tuve un encuentro y una insinuación de Maradona, pero no pasó nada. Preferí decirle que no", sostiene Verónica Vaira, conocida como "La Barbie Humana", radicada en Miami, que es una conejita Playboy y promete romper el verano argentino con su nuevo tema "Mi Culito".

Dueña de una figura exuberante y medidas despampanantes revela que "una vez, haciendo temporada en Carlos Paz, salí del teatro y tenía una moto de agua esperándome en la puerta. Obviamente que la utilicé y le agradecí al hombre que me la regaló pero no hice nada a cambio".

Con su corte promocional "Mi Culito", la vedette cordobesa sueña con tener un verano movido: "Originalmente, la canción hablaba del corazón pero nosotros quisimos agregarle algo que tuviera que ver más conmigo. Filmamos un video clip donde muestro mi cuerpo con alto voltaje de erotismo, pero sin pasarnos de la raya. 

Todo es muy cuidado y super divertido". Sin embargo, reconoce que en un principio tuvo dudas: "Cuando me lo propusieron me dio un poquito de miedo porque no me veía haciendo un clip tan jugado. Después cuando lo empecé a filmar, me sentí muy cómoda. Y finalmente, cuando lo vi terminado, me enamoré definitivamente. A la gente le va a encantar y quiero ser la sensación de la próxima temporada".

Con una trayectoria reconocida en Miami, decidió abandonar su Córdoba natal para crecer profesionalmente: "Primero me fui a Canadá con un mago que hace shows para mega estrellas como Luis Miguel, Robbie Williams y actores de Hollywood. Después, fui a Miami y quedé encantada con el lugar, tanto como para quedarme a vivir. Allí tuve conexiones con Playboy y empecé a rodar una serie de 18 capítulos con mi personaje "La Barbie Humana". Son programas donde muestro toda mi sensualidad y recorremos la ciudad de Miami para mostrar paisajes". De paso, le pega un palito a Victoria Xipolitakis: "Playboy ya no suele mostrar desnudos completos, por eso Vicky mintió cuando fue a allá a sacarse fotos mostrándose como Dios la trajo al mundo diciendo que era una producción para la compañía".

Su figura atrae la mirada de todo el mundo, incluso de los productores pornográficos: "Como tengo pechos y cola grande me ofrecieron hacer porno en muchas ocasiones. Los números que se manejan son exorbitantes. Por ejemplo, en una sola sesión podés ganar lo mismo que en todo un año de laburo. Por el momento, no me animo porque prefiero insinuar más que mostrar mi cuerpo sin ropa. Es mejor que vean una parte y se imaginen el resto". Luego, agrega: "Igual no le cierro las puertas a filmar una película porno en un futuro".

Como conejita, tuvo la oportunidad de conocer al dueño de la compañía, el extravagante Hugh Hefner, con quien compartió muchas ocasiones: "A todas las chicas las saluda con un piquito. Yo no fui la excepción. Estar con él, es el momento de mayor exposición porque te llevan a la mansión donde vive y salís en un programa que muestra su vida. Suelen hacer sorteos entre todas las conejitas para ir a pasar una tarde allí. Es encantador".

Con respecto a su futuro laboral, evalúa diferentes ofertas para hacer temporada en Carlos Paz: "Estoy viendo qué voy a hacer. Quiero algo que me guste pero que no me haga esclava de tener que estar todos los días encerrada en un teatro. Necesito tener tiempo para ir a visitar a mi familiaque extraño mucho. No es la primera vez que voy a hacer temporada en la Villa, por eso tengo mis pretensiones".

"Los participantes de Bailando por un Sueño son esclavos del show"

Con poco espacio en la televisión argentina, opina que "Bailando Por Un Sueño es el lugar donde todos se matan por estar un segundo en la tele. En lo personal, no me gusta mucho la forma en que se arman los escándalos para ganar un segundo de notoriedad en el ambiente". Con fuertes críticas al programa, sostiene que "son esclavos del show. Aunque los artistas tengan condiciones para estar haciendo otras cosas, tienen la obligación de estar ahí para poder tener trabajos en otros lugares".

Luego, agrega: "Yo no sé si me bancaría estar en un lugar así porque soy realmente muy sensible y no me gusta que me traten mal. Soy capaz de ponerme a llorar desconsoladamente en cámara si alguien me insulta o me dice algo hiriente".

 

Te puede interesar
Últimas noticias
MÁS VISTAS