Alucín valorizó el trabajo “noble y loable” del Facilitador Judicial
Politica

Alucín valorizó el trabajo “noble y loable” del Facilitador Judicial

El presidente del Superior Tribunal de Justicia de la provincia, doctor Guillermo Horacio Alucín volvió a valorizar la tarea del Facilitador Judicial, a la que definió como una actividad “noble y loable” que dignifica a la persona por ser puramente de servicio a la comunidad, y donde la única remuneración que reciben los voluntarios es el reconocimiento de los vecinos, fundamentalmente de aquellos de menores recursos a las que les resulta muy difícil acceder a la Justicia.

 

 

A través de un encendido y emotivo discurso en el que ratificó la acertada decisión de poner en marcha el Programa de Facilitadores Judiciales de la Formosa, el doctor Alucìn presidió el acto oficial realizado el pasado viernes en la localidad de Ibarreta donde juraron diez facilitadores judiciales de esa jurisdicción.

Fue el juez de Paz de Ibarreta, doctor Ernesto Sajama quien se encargó de tomar el juramento de estilo a los flamantes voluntarios incorporados al sistema, en un estrado compartido con el presidente del STJ y el inspector de la Justicia de Paz, doctor Oscar Marcelo Paolisso. Enfrente, un amplio y calificado auditorio conformado por el intendente Adan Jarzyniski, autoridades del Concejo Deliberante, de varias Comisiones de fomento, jueces de Paz y vecinos de la localidad, siguieron atentamente las alternativas de la importante ceremonia, muy esperada por la comunidad ibarretense.

Prestaron juramento los siguientes facilitadores: Héctor Solano Cardozo, Juan Carlos Noguera, Miguel Delfino Villalba, Miriam Mabel Ayala, Norma Cipriana Puló, Demetria Gloria Cuellar, Mabel Calerno, Pablo Ojeda, Jorge Barreto (Pilagá) y Ramón Leandro Vitorica (Toba).

 

ENLACE CON LA JUSTICIA

Al hablar en el cierre del acto, el doctor Alucín explicó las funciones que tiene el facilitador judicial y la trascendente tarea a la que está llamado a realizar, constituyéndose en un enlace entre la Justicia y la comunidad.

Dirigiéndose a los vecinos de Ibarreta, destacó que la implementación del Programa implica en la práctica una puerta nueva que se abre a los vecinos de la jurisdicción que, por algún motivo, necesitan recurrir a la Justicia para solucionar un problema o una controversia, y explicó que a partir ahora aquellas personas que nunca pudieron llegar a la Justicia, ahora podrán hacerlo a través de los facilitadores. “Esa gente que nunca pudo ser escuchada porque por su condición económica no podía llegar a la Justicia, ahora va a tener un oído que les escuche, un guía que les oriente, una persona capacitada que trabajará para solucionar los problemas planteados, porque la Justicia en resumidas cuentas es eso, un servicio que se brinda a la comunidad”, subrayó el titular del STJ, quien enfáticamente recordó que los jueces “no somos dioses ni reyes, somos servidores de la comunidad, prestamos un servicio y en ese entendimiento, con esa convicción y con un compromiso que debe renovarse todos los días, nos debemos a la gente, a los vecinos, a la comunidad”, insistió.

Más adelante, explicó que el servicio de facilitadores está orientado para constituir un enlace entre el Poder Judicial y los sectores de menores recursos de la sociedad y, en este contexto, el facilitador es una persona que presta un servicio gratuito, desinteresado, con la sola convicción y el placer de servicio al vecino, al amigo, al hermano.

Tras señalar como un hecho muy valioso que entre los voluntarios que juraron hayan dos originarios porque esto facilitará la comunidad con los integrantes de esta comunidad, el doctor Alucín advirtió la importancia capital que adquieren los jueces de Paz en la tarea de capacitar y mejorar los conocimientos y habilidades de los facilitadores para que el trabajo de campo sea lo más eficaz y eficiente posible. “Ahora los vecinos van a tener en su barrio, en su comunidad, a una persona que va a atender sus reclamos ante una dificultad, un problema o un litigio, razón por la cual ya no tendrán que dirigirse al Juzgado de Paz, lo cual a veces se torna muy dificultoso porque hay gente que ni siquiera tiene dinero para pagar un pasaje”, remarcó.

En esta línea de pensamiento, dijo que de nada sirve tener 100 Juzgados de Paz si la gente no acude a ellos por su condición económica o de otra índole; “pues bien, ahora tendrán a una persona que les va a escuchar, guiar, asesorar en una tarea que es a todas luces encomiable y noble, por el carácter gratuito que tiene la misma”.

El doctor Alucìn insistió en el carácter de servicio a los sectores más vulnerables de la sociedad que tiene el Programa de Facilitadores, y por este motivo felicitó y agradeció al intendente y demás autoridades de Ibarreta que permitieron la implementación del servicio en esa jurisdicción.

Dijo asimismo que el primer requisito para que un facilitador desempeñe correctamente su trabajo es el “compromiso con el servicio y la vocación de ayudar al prójimo de manera desinteresada y apasionada que debe predominar sobre cualquier otro tipo de conducta”, y reiteró que es un motivo de orgullo y de satisfacción para Ibarreta que estas personas hayan decidido aceptar el desafío de ayudar a los vecinos sin recibir ninguna remuneración dineraria, sin pedir nada a cambio, más que el reconocimiento de su comunidad.

Al referirse a la trascendencia del acontecimiento, explicó que esto significa lisa y llanamente que la Justicia descendió para llegar a los lugares más recónditos y vulnerables de la comunidad buscando una solución a los problemas de los vecinos, sobre todo de aquellos más desprotegidos, más vulnerables y de escasos recursos, en una misión “noble, encomiable y de servicio”.

“Acá ganamos todos, el Poder Judicial porque con la intervención del facilitador se estará evitando que un conflicto ingrese a los Tribunales, los vecinos porque encontrarán una solución a sus problemas y la propia comunidad porque esta tarea tiende a armonizar la comunidad y a convivir en paz propiciando el equilibrio y las soluciones pacíficas a los conflictos”, concluyó.

Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    100%
    1 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me da igual
    0%
    0 votos
Compartir:
Dejar un comentario
Utilizando Facebook
Utilizando Opinión Ciudadana

Esta noticia aún no tiene comentarios

NARCO ESTADO: En los últimos días realicé diversas declaraciones políticas en mi carácter de senador nacional de la provincia de Formosa a raíz del hallazgo por parte de Gendarmería Nacional de 2.500 kilos de marihuana en la localidad de Laguna Naineck.
Raúl Alfonsín en el año 1999 caracterizó la situación institucional de Formosa como una “democracia a la paraguaya” por obra del gobernador Gildo Insfrán, en obvia asimilación al régimen despótico que el dictador Alfredo Stroessner impusó en el Paraguay..
El ya complicado y sucio espectro radioeléctrico de la ciudad de Formosa sumará en estos días una nueva emisora de frecuencia modulada que se construye bajo la supervisión personal del jefe de Gabinete del gobernador Gildo Insfrán y que emitirá en...