Una justicia tan largamente esperada
Politica

Una justicia tan largamente esperada

A la Federación de Comunidades del Pueblo Pilaga Queridas hermanas y queridos hermanos del Pueblo Pilaga.

Queremos enviarles nuestro abrazo lleno de afecto y de amor fraterno. Nos ha conmovido y alegrado la sentencia del Juez Federal, Dr. Fernando Carbajal –haciendo lugar a la demanda promovida por ustedes-, declarando que los hechos sucedidos en

Rincón Bomba el 10 de octubre de 1947, constituyen crímenes de lesa humanidad, de muerte y violencia, con responsabilidad civil del Estado Nacional Argentino.

Esta sentencia es fruto del protagonismo de Uds. movidos por el dolor de tanta sangre Pilaga, derramada por sus venas abiertas en estos 72 años de duelo, y por su tenacidad en denunciarlo todos los años el 10 de octubre en el lugar donde sucedieron los crímenes y la matanza.

Al mismo tiempo queremos reconocer la buena labor que ha realizado el equipo forense de investigación dirigido por Enrique Prueguer; al Señor Juez Federal que ha cumplido y abierto un camino de Verdad y Justicia, no sólo para los Pilaga, sino para todos los Pueblos Indígenas que han sufrido estos genocidios todavía silenciados y negados; a Valeria Mapelman con su valioso documental de Octubre Pilaga; a los que actuaron en la defensa jurídica; a los antropólogos e investigadores y a tantos otros ciudadanos e Instituciones que actuaron con sentido humanitario, amor, verdad y deseos de justicia.

Queremos también hoy, -asumiendo los pecados del pasado y del presente, pedirles a todos Uds. perdón por nuestro pecado, reconociendo con el Papa Francisco, que se han cometido muchos y graves pecados contra los Pueblos Originarios de América en nombre de Dios. Y humildemente pedimos perdón, “no solo por las ofensas de la propia Iglesia, sino por los crímenes contra los Pueblos Originarios durante la llamada conquista de América. Crímenes que, como el de Rincón Bomba, son genocidios que claman y siguen clamando desde las raíces de estos territorios.

En Octubre de 1947, cientos de aborígenes Pilaga volvían de la zafra azucarera del ingenio San Martin del Tabacal de Patrón Costas en Salta. Mujeres, niños, abuelas y hombres, algunos caminando los más de 400 kms, y otros en los vagones de hacienda y de carga del tren, escondidos para no ser bajados compulsiva y violentamente.

Venían de cortar la caña, de realizar desmontes y cansados de tanta explotación e inhumanidad en el trato con capataces que los obligaban a 12 horas de trabajo, mal comidos y mal pagos.

Después de días de viaje llegaron a Las Lomitas -su territorio ancestral- y sobre un montículo de tierra llamado “corona”, Luciano, -pi’ogonaq-, que había tenido una revelación en la que “la Biblia le habló”, junto con una muchedumbre y bien temprano comenzaba todos los días a leer la Palabra de Dios, a orar, a cantar, a sanar cuerpos y almas, en largos rituales. Fue en ese contexto que los Pilaga fueron atacados con ametralladoras por Gendarmería Nacional. Hubo más de 500 muertos y 200 desaparecidos. Al menos 27 cadáveres fueron encontrados en el paraje La Felicidad a

16 kms de Pozo del Tigre por el Equipo de Investigación de Crimen Forense y de lo cual nosotros de la Pastoral Aborigen somos testigos por haber estado junto a ustedes en ese lugar.

Fue un hecho que sucedió hace 72 años. Fue una matanza realizada por soldados argentinos contra Uds. -pre-existentes en estos territorios-, que ocupaban muchos siglos antes de que vinieran la conquista y otros pobladores que usurparon sus lugares.

Durante el primer gobierno del General Juan Domingo Perón, el propio Estado Nacional en democracia, dio la orden de fusilamiento. Fueron fusilados con las armas de la Republica, niños, mujeres, abuelas, hombres. Todo fue tapado y silenciado. 72 años vivieron Uds. este duelo en su corazón y en su alma Pilaga.

Esta matanza, genocidio y exterminio deliberado merece nuestra cercanía humana y de cristianos de la Iglesia Católica, querido Pueblo Pilaga. Los hemos recordado públicamente en la reciente festividad de la Madre de Jesús en el día de la Virgen del

Carmen. Nos recuerda, entre muchas otras matanzas, la de Herodes que enfurecido dio la orden de matar a los niños de Belén y de la región sin piedad. (Mateo 2). Hoy se hizo justicia con Uds., una justicia tan largamente esperada. Dios escuchó el clamor

Pilaga, su llanto y lamento. Cuenten con nosotros para lo que podamos serles útiles.

Quizás muchos de afuera quieran sacar provecho de esta circunstancia. La sangre de sus mártires no ha sido silenciada, negociada, ni traicionada por Uds.; vive y vivirá para siempre en su memoria colectiva alimentada por sus ancestros y en sus mártires.

Gracias por este testimonio vivo de unidad y fidelidad a su etnia y a su ser, que nos reconforta y educa.

En nombre de Edipa, de la Vicaría de Pueblos Originarios de la Diócesis de Formosa y de Endepa, los abrazamos fraternalmente y unidos oramos por todos Uds.

 

Formosa, 19 de julio del 2019

 

Vilma González – Edipa

P. Francisco Nazar - Vicario PO

Rosa Sidasmed – ENDEPA

Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    100%
    4 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me da igual
    0%
    0 votos
Compartir:
Dejar un comentario
Utilizando Facebook
Utilizando Opinión Ciudadana

Esta noticia aún no tiene comentarios

NARCO ESTADO: En los últimos días realicé diversas declaraciones políticas en mi carácter de senador nacional de la provincia de Formosa a raíz del hallazgo por parte de Gendarmería Nacional de 2.500 kilos de marihuana en la localidad de Laguna Naineck.
Raúl Alfonsín en el año 1999 caracterizó la situación institucional de Formosa como una “democracia a la paraguaya” por obra del gobernador Gildo Insfrán, en obvia asimilación al régimen despótico que el dictador Alfredo Stroessner impusó en el Paraguay..
El ya complicado y sucio espectro radioeléctrico de la ciudad de Formosa sumará en estos días una nueva emisora de frecuencia modulada que se construye bajo la supervisión personal del jefe de Gabinete del gobernador Gildo Insfrán y que emitirá en...