El borrador que la UCR va a debatir en su Convención: pide ampliar Cambiemos, tiene críticas al PRO y reclama reglas claras
Politica

El borrador que la UCR va a debatir en su Convención: pide ampliar Cambiemos, tiene críticas al PRO y reclama reglas claras

Clarín accedió a la declaración que los jefes radicales llevarán el 27 de mayo a Parque Norte. El dilema de las PASO y los peronistas.

Bajo el título "Una nueva coalición de gobierno para construir una Argentina sana y previsible", la Unión Cívica Radical tiene definido pedirle al Gobierno Nacional ampliar Cambiemos tanto a nivel nacional como en los diferentes distritos, sin que el peronismo aparezca como un límite.

​Además, reclaman que el frente oficialista pase de ser una coalición electoral para convertirse en una coalición de Gobierno, con reglas de funcionamiento escritas y que le de mayor participación real a los diferentes socios del frente en el Gabinete Nacional.

En la previa, la UCR adelanta que pedirá habilitar que todos los precandidatos legislativos federales, provinciales y de la Ciudad de Buenos Aires puedan "adherirse" a la boleta de todos los precandidatos a presidente de la Nación, abriendo la posibilidad de una PASO con candidato propio frente a Macri.

Todo eso se expresa en un borrador que circula por estas horas entre los máximos dirigentes partidarios y que promete marcar un antes y un después dentro de Cambiemos.

En el documento, que contiene una fuerte dosis de autocrítica y también varios señalamientos al PRO, la UCR reclama la necesidad de abrir Cambiemos a otros partidos con sentido republicano. "Es necesario un nuevo enfoque", manifiesta la declaración a la que tuvo acceso Clarín y que anticipa un áspero debate en la Convención del 27 de mayo en Parque Norte.

"Conformarnos sólo con hacer antipopulismo es un objetivo demasiado limitado si lo que pretendemos es transformar la Argentina, sacándola del sendero de decadencia que arrastra desde hace ya tanto", marcan.

Para los radicales, "sólo el éxito en mejorar sostenidamente la calidad de vida de nuestros compatriotas -en especial de aquellos sectores más vulnerables- alejará definitivamente los fantasmas del populismo en nuestro país".

"Construir una coalición superior a Cambiemos, que se enfoque en la gobernabilidad", pide la UCR en un borrador.

Además, acusan al espacio de pecar de informalidad. "En estos tres años de gobierno de coalición en Cambiemos, sobró informalidad a la hora de intentar incidir con eficiencia en las políticas públicas y faltó voluntad de cumplir las reglas que impidieran competencias disfuncionales, radicales contra radicales, en tres distritos grandes: CABA, Santa Fe y Córdoba. Esto no puede volver a ocurrir".

La UCR reclama ampliar Cambiemos y crear una coalición superadora para 2019 ante la amenaza del regreso del kirchnerismo. El artículo 1 del borrador de la resolución de Parque Norte dice:

"Ratificar los acuerdos políticos nacionales aprobados por la Convención Nacional en su sesión del 15 de marzo de 2015 y procurar su ampliación en una nueva coalición para participar en las próximas elecciones nacionales y distritales a otros partidos o sectores políticos que estén comprometidos con la defensa del sistema republicano, representativo y federal y que compartan los lineamientos generales de gobierno de la Unión Cívica Radical".

Bajo ese imperativo, los radicales se trenzarán en la polémica, como ocurrió en Gualeguaychú hace 4 años. El borrador que circula recoje varias propuestas que Alfredo Cornejo, titular del partido, viene haciendo desde hace varias semanas atrás, como la incorporación de peronistas.

El dossier comienza haciendo un racconto de aquel encuentro de 2015, en el que Ernesto Sanz impulsó el ingreso de la UCR a un Cambiemos restringido, sin pata de dirigentes de origen justicialista.

"La Convención de Gualeguaychú en 2015 forma parte de esa tradición radical: la de construir partido y alternativas electorales, y construir país", expresan antes de pasar a una crudo autocrítica, con varios señalamientos al estilo de la Casa Rosada.

 

(AUTO)CRÍTICAS EN CAMBIEMOS

En el apartado B, titulado "Cambiemos: objetivos, logros y tareas pendientes", después de un breve y elogioso repaso de las gestiones locales, la UCR muestra sus preocupaciones en torno al rumbo del Gobierno.

"La macroeconomía nunca pudo salir por completo de la compleja situación en la que había entrado en los últimos años de la administración kirchnerista", advierte el documento, que marca como punta más crítico de la gestión la crisis de 2018.

"La fragilidad coyuntural volvió a mostrarnos las vulnerabilidades históricas, que hicieron eclosión en 2018. Ese año cerró con una fuerte recesión, una mega-devaluación y una inflación orillando el 50%. Hoy la economía se encuentra atrapada, y ello siente también la enorme mayoría de los argentinos. La pobreza y el desempleo subieron, y cada vez más gente siente que le cuesta llegar a fin de mes", detallan.

A raíz de eso, los radicales dicen que tienen en Parque Norte la "obligación de revisar" los resultados de la gestión de Cambiemos, al mismo tiempo haciéndose responsables de lo que les compete.

"Eso implica poder preguntarnos ¿qué fue lo que en 2015 no miramos o miramos mal, no diagnosticamos o diagnosticamos mal, delegamos y no deberíamos haber delegado? Asumir que la mayor omisión de Gualeguaychú fue no definir con precisión el país que el Radicalismo aspira a defender y construir, dentro o fuera de cualquier coalición política", se responden.

"Salir del populismo que pretendía reemplazar reglas por discrecionalidad, instituciones por imposiciones, y que alimentaba un presente de manera artificial a costa de un futuro que nos acercaba a la fractura cada vez más rápido, es un primer paso. Cambiemos fue exitoso en esa dimensión. Pero no podemos quedarnos ahí: conformarnos sólo con hacer antipopulismo es un objetivo demasiado limitado si lo que pretendemos es transformar la Argentina, sacándola del sendero de decadencia que arrastra desde hace ya tanto", sentencia el documento.

La UCR dice que hubo una subestimación de la herencia y, al mismo tiempo, la sobreestimación del propio Gobierno. Como supo decir Mauricio Macri, un exceso de confianza.

Afirman: "Si hay algo que este tiempo de gestión de Cambiemos demuestra es que las dificultades fueron subestimadas, las propias capacidades sobrestimadas o una combinación de ambas. Más allá de las complicaciones provenientes del gobierno anterior y de aquéllas acumuladas en el actual, nuestros problemas se vienen repitiendo desde hace ya mucho tiempo".

Haciendo hincapié en la inflación, la deuda, la falta de crecimiento, la desigualdad y la pobreza, el radicalismo marca que los "problemas son evidentemente más estructurales de lo que se suele pensar, por ello su abordaje requiere también de respuestas estructurales". Por esa razón, reclama repensar el Estado.

Para los máximos líderes de la UCR, esa tarea no puede ser llevada a cabo por ningún espacio político en soledad. "Ello resulta doblemente cierto si el espacio en cuestión es minoritario, con las desventajas institucionales que esto conlleva", dicen.

"Es imprescindible ser capaces de crear consensos amplios y de racionalizar nuestros disensos, creando así un rumbo futuro compartido por muchos otros. Nadie puede pretender tener un diagnóstico completo del Estado, la economía y la sociedad en soledad", explican y añaden que el diagnóstico que se debe dar a la sociedad debe ser "real, no demagógico".

Los radicales piden no empezar de cero y seguir los ejemplos de Chile y Uruguay, con problemas estructurales similares a la Argentina, que supieron conforman coaliciones de gobierno exitosas. "Más allá de que son países unitarios y el nuestro es federal, es bueno tomar su ejemplo: funcionaron bien porque establecieron y cumplieron reglas que ordenaron el disenso, la identidad y la competencia entre partidos".

"Evitaron caer en la tentación de convertir la coalición de gobierno en el partido del presidente de turno, y que éste parezca encerrado o aislado a los ojos de la sociedad", lanzan y citan declaraciones tanto de Ricardo Balbín, como de Raúl Alfonsín en defensa de la búsqueda de consensos básicos.

Lo hacen, en parte, para reclamar un mayor diálogo al interior de Cambiemos. "Las elecciones suponen un diálogo hacia afuera, es decir con la ciudadanía. Pero antes y después de ellas, las coaliciones precisan un fructífero diálogo interno para realizar diagnósticos, elaborar políticas, aunar posiciones y fijar comportamientos que provean certidumbre".

El cierre del documento es la parte más cruda y subraya que "los argentinos estamos cansados". En una larga enumeración, la UCR marca:

"Hoy los argentinos estamos cansados, no sólo de las dificultades actuales. Estamos cansados de historias que se repiten. Cansados de entusiasmarnos sólo para después frustrarnos. Estamos cansados de estar cansados. Cuando uno está tan agotado todo parece más difícil de lo que es: nos sentimos así, atrapados en un lugar imposible de modificar. Precisamos salir de ese estado de ánimo e imaginar cómo ser mejores, juntos. Nuestra aspiración debe ser la de reconstruir lo que alguna vez tuvimos: una sociedad justa, tranquila y plena de movilidad social. Una sociedad respetuosa de sí misma y que se haga respetar, orientada al desarrollo, con pisos pero sin techos, en la que nadie se sienta afuera ni tenga obstáculos para su progreso".

El máximo reclamo del centenario partido es forjar una coalición de Gobierno. "El radicalismo formó Cambiemos con dos objetivos. Uno era estratégico y ya lo dijimos: derrotar al 'populismo'. El otro era táctico: recomponer un partido maltrecho en el territorio y el congreso. Por eso, Cambiemos fue una alianza electoral y no de gobierno", dicen.

Para ello, piden "construir una coalición superior a Cambiemos, que se enfoque en la gobernabilidad, convocando a todos aquellos con espíritu republicano y a partir de un diagnóstico común, elaborar políticas compartidas, apoyadas y defendidas por todos los miembros".

"Hoy lo que necesitamos construir es una coalición de gobierno, con reglas claras que indiquen el rol de cada partido", agregan porque la UCR "no es un partido parlamentario, ni es un partido distrital: es un partido nacional" y "sin reglas funciona mal".

"Vayamos por una visión clara y vigorosa sobre qué tiene que ser distinto en la política para que los argentinos vivamos mejor. Demostremos nuestra convicción y vocación para trabajar junto a otros. Despertemos entre todos la pasión por cambiar las cosas, que es la felicidad de tener un sueño y trabajar cada día por él", es el colofón del documento que los radicales debatirán en 27 de mayo.

Tags:
UCR
Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    100%
    1 votos
  • No me gusta
    0%
    0 votos
  • Me da igual
    0%
    0 votos
Compartir:
Dejar un comentario
Utilizando Facebook
Utilizando Opinión Ciudadana

Esta noticia aún no tiene comentarios

NARCO ESTADO: En los últimos días realicé diversas declaraciones políticas en mi carácter de senador nacional de la provincia de Formosa a raíz del hallazgo por parte de Gendarmería Nacional de 2.500 kilos de marihuana en la localidad de Laguna Naineck.
Raúl Alfonsín en el año 1999 caracterizó la situación institucional de Formosa como una “democracia a la paraguaya” por obra del gobernador Gildo Insfrán, en obvia asimilación al régimen despótico que el dictador Alfredo Stroessner impusó en el Paraguay..
El ya complicado y sucio espectro radioeléctrico de la ciudad de Formosa sumará en estos días una nueva emisora de frecuencia modulada que se construye bajo la supervisión personal del jefe de Gabinete del gobernador Gildo Insfrán y que emitirá en...