La comunidad de Pirané reclama más seguridad por inacción policial
Politica

La comunidad de Pirané reclama más seguridad por inacción policial

Este último fin de semana se hizo pública una denuncia formulada por la ciudadanía piranense contra las fuerzas policiales de su ciudad por entender que habían dejado desprotegida a su comunidad mientras concurrían a actos de carácter proselitistas realizados por el gobierno Provincial.

 

Una pregunta muy común que generalmente se hacen las personas es cómo es posible que los policías hayan sido formados para proteger al pueblo y sin embargo son capaces de volverse en contra de ellos.

A esta incógnita se la pueda responder de dos formas, una, la más común, es cuando observamos a la policía reprimiendo en distintas protestas y reclamos; la otra sería cuando hay una manifiesta inacción de las fuerzas desprotegiendo a los individuos de una comunidad.

Pero lo que hay que tener en claro es que la policía no defiende al pueblo en sí mismo sino al orden instituido y el orden generalmente viene desde arriba y dirigido por órdenes superiores.

Una vez aclarada algunas cuestiones básicas, el reclamo de los piranenses se produjo como consecuencia de un hecho delictivo en el cual se vio involucrado el dueño de un comercio de esa ciudad– “JORGITO II” - el cual debió intervenir por motus propio para reducir al delincuente que intentó cometer un delito con un arma blanca ya que la policía llegó tarde y que gracia a otras fuerzas no paso a mayores.

Como corolario de ello, la comunidad piranense denunció lo sucedido y dejó fuera de debate la necesidad que la ciudadanía merece mayores niveles de seguridad en las calles y no en los actos de gobierno

 

QUIÉN SE HACE CARGO DEL ORDEN

Uno de estos planteos fue que el municipio creara una policía urbana o incluso que Gendarmería Nacional fuera la que pudiera prestar el servicio ante la inacción de la policía local.

Y desde luego, se calificó al hecho de gravísimo, indicándose que ello obligó a una comunidad a reflexionar sobre el accionar de la policía local, la cual prefirió por órdenes superiores custodiar en exceso operativos gubernamentales antes que a los ciudadanos de su lugar.

Se consideró al manejo de la seguridad fundamentalmente, como de políticas erráticas, contradictorias unas de otras y de transformarse en acciones nocivas, para la sociedad por lo cual, se está perdiendo buena parte de la confianza que la población debiera mantener con esa institución.

Sin embargo, y por el contrario, afortunadamente también en estos tiempos de democracia, se han gestado otras reacciones positivas y saludables que permiten alentar la esperanza en los ciudadanos y ello tiene que ver más con las respuestas del municipio y sus gobernantes locales que vienen de algún modo a cubrir y devolver lo que otras instituciones por sí mismas y por los cuales fueron creadas deberían prestar.

 

LA COMUNIDAD Y SU ENOJO

Queda claro, que es en este punto en donde las autoridades debieran trabajar con mayor esmero, en procura de restablecer una mejor relación y armonía, sin cuya presencia parecería como absolutamente inútil aguardar una más eficaz prestación del servicio policial en la ciudad de Pirané.

Por ahora, los piranenses advirtieron que la policía tiene culpas y responsabilidades considerando que a esta fuerza le corresponde poner el cuerpo que la sociedad necesita para protegerse contra los hechos delictivos que se vienen suscitando.

En tal sentido, demandaron mayor presencia de alguna fuerza de seguridad, sea ella, como una especie de policía urbana o incluso el de la propia Gendarmería Nacional, ya que por ahora todo indicaría que la policía de la provincia no garantiza esa tranquilidad y mejoras en los niveles de seguridad que los habitantes de Pirané están exigiendo.

Por último, los vecinos reiteraron su enojo ante estas circunstancias y señalaron que: “No estamos dispuestos a tolerar que esta sea una zona liberada en beneficio del delito por inacción policial”.

Tags:
Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    71%
    10 votos
  • No me gusta
    14%
    2 votos
  • Me da igual
    14%
    2 votos
Compartir:
Dejar un comentario
Utilizando Facebook
Utilizando Opinión Ciudadana

Esta noticia aún no tiene comentarios

NARCO ESTADO: En los últimos días realicé diversas declaraciones políticas en mi carácter de senador nacional de la provincia de Formosa a raíz del hallazgo por parte de Gendarmería Nacional de 2.500 kilos de marihuana en la localidad de Laguna Naineck.
Raúl Alfonsín en el año 1999 caracterizó la situación institucional de Formosa como una “democracia a la paraguaya” por obra del gobernador Gildo Insfrán, en obvia asimilación al régimen despótico que el dictador Alfredo Stroessner impusó en el Paraguay..
El ya complicado y sucio espectro radioeléctrico de la ciudad de Formosa sumará en estos días una nueva emisora de frecuencia modulada que se construye bajo la supervisión personal del jefe de Gabinete del gobernador Gildo Insfrán y que emitirá en...