Nuestra tarea es pensar…
Politica

Nuestra tarea es pensar…

“Sin reflexión vamos a ciegas en nuestro camino, creando más consecuencias no deseadas y sin lograr nada útil”. Margaret Wheatley

“Cuanto más pienso en la práctica educativa y reconozco la responsabilidad que ella nos exige, más me convenzo de nuestro deber de luchar para que ella sea realmente respetada. Si no somos tratados con dignidad y decencia por la administración privada o pública de la educación, es difícil que se concrete el respeto que como maestros debemos a los educandos”. Paulo Freire.

 

En las sociedades regidas por la oferta y demanda las urgencias de satisfacer necesidades diversas -sean o no necesarias- llegan a obturar el ejercicio de razonar sobre la vida misma, sobre lo que nos pasa como especie humana, enmarañados en los ciclos de crisis del capitalismo.

“Pensar es peligroso”, escribió alguien en las paredes. Incluso se ha instalado el concepto de que pensar es pérdida de tiempo y es cosa de filósofos desfasados. Sin embargo, el capitalismo tiene quien piensa y promueve ideas a su favor.

La producción de conocimientos de los pensadores y las decisiones políticas están organizadas en función a intereses corporativos de poder, y que son distribuidas en centros académicos y medios de comunicación para el consumidor final, y que, además deviene éste en reproductor inconsciente o consciente de estas ideas. Esto ya lo sabemos por Pierre Félix Bourdieu que nos aleccionó sobre “Las estrategias de la reproducción social”.

Ahora, ¿Qué hay del otro lado de estas prácticas impuestas? ¿Quién o quiénes piensan a favor del cooperativismo y su adelanto benéfico?

Los trabajadores están compelidos y abrumados por las montañas de problemas cotidianos que las decisiones políticas neoliberales que campean les plantean, problemas prácticos e imperativos: pagar los servicios de luz, agua, gas, impuestos, transportes, etc. En esa condición… ¿Cómo pensar? Están desarmados, inermes, cercados por lo mediático.

“Seamos realistas: pidamos lo imposible”, eslogan escrito en las paredes del Mayo Francés aún convoca a pensar y a querer lo que hoy, en medio de la corrupción y mediocridad aparece como imposible: Un mundo cooperativizado.

En el mundo de las cooperativas, con bastante frecuencia observamos que se da una paradoja, que teniendo como guía y fuerza la cooperación se asimilan a las ideas contrarias, a las ideas neoliberales. Absorben los conceptos de competitividad y eficiencia empresarial mercantil.

Ya lo hemos señalado en un trabajo presentado ante un evento académico cooperativo que es una contradicción insalvable la enseñanza de los saberes cooperativos bajo los preceptos pedagógicos liberal, aprendidos en los institutos de formación docente que reproducen esa línea.

La pedagogía y didáctica cooperativa que propugnamos surge de la indagación, reflexión y puesta en orden técnica-pedagógica realizada a la luz de la doctrina cooperativa y su teoría y práctica.

“Pensar con cabeza propia” es otro dicho de importancia, pero ese pensar con cabeza propia debe significar pensar crítica y transformadoramente al mundo decadente actual porque es contrario a la vida, a la naturaleza que lo queremos sin agro-tóxicos, postulamos el buen vivir.

Sin dudas, el mundo cooperativo está cuasi carente de pensadores cooperativos. Pensadores que aporten ideas relevantes y que vigoricen los principios y valores del cooperativismo del Siglo XXI.

Pero también es requerimiento del cooperativismo universal y de la sociedad donde actúan, tener testimonios prácticos de aquellos que poseen las cualidades intelectuales y firmeza doctrinaria para que piensen y doten de herramientas conceptuales y procedimentales a las cooperativas. Nuestra tarea de pensar es de inexcusable cumplimiento.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

 

Por José Yorg. El Cooperario

Tags:
Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    57%
    4 votos
  • No me gusta
    43%
    3 votos
  • Me da igual
    0%
    0 votos
Compartir:
Dejar un comentario
Utilizando Facebook
Utilizando Opinión Ciudadana

Esta noticia aún no tiene comentarios

NARCO ESTADO: En los últimos días realicé diversas declaraciones políticas en mi carácter de senador nacional de la provincia de Formosa a raíz del hallazgo por parte de Gendarmería Nacional de 2.500 kilos de marihuana en la localidad de Laguna Naineck.
Raúl Alfonsín en el año 1999 caracterizó la situación institucional de Formosa como una “democracia a la paraguaya” por obra del gobernador Gildo Insfrán, en obvia asimilación al régimen despótico que el dictador Alfredo Stroessner impusó en el Paraguay..
El ya complicado y sucio espectro radioeléctrico de la ciudad de Formosa sumará en estos días una nueva emisora de frecuencia modulada que se construye bajo la supervisión personal del jefe de Gabinete del gobernador Gildo Insfrán y que emitirá en...