Los desafíos de las cooperativas de ahorro y crédito ante la arremetida neoliberal financiera
Politica

Los desafíos de las cooperativas de ahorro y crédito ante la arremetida neoliberal financiera

“Es bueno que la gente no conozca el sistema bancario y monetario, si no habría una revolución mañana por la mañana”. Henry Ford

“¿Por qué es la gente la que debe ser digna de los bancos? ¿Acaso son los bancos dignos de la gente?”. Muhammad Yunus

El dinamismo de la actividad económica mundial bajo los designios crecientes de la actividad financiera es un dato incontestable. El sector financiero y las disposiciones que establecen los gobiernos favorables a su expansión y consolidación dondequiera que sea, ejercen una influencia demoledora en las estructuras productivas, pues conmueve toda la vida social y económica de los pueblos.

En el análisis que desarrollamos aquí encorsetados por el espacio reducido de un artículo periodístico, naturalmente se nos escapan algunos elementos que deben ser considerados en un examen riguroso, dicho esto nos abocamos a emitir nuestra reflexión específicamente referida a los desafíos de las cooperativas de ahorro y crédito ante la arremetida neoliberal financiera global.

Sin vueltas decimos que es un orgullo referirnos en este punto al gran maestro argentino y Latinoamericano Dr. León Schujman, como referente formidable de la defensa y promoción de las cooperativas del tipo en estudio aquí, en su esencia, como elemento vital, del desarrollo económico y el progreso social.

Nos alecciona Don León: “En 1961, en un Congreso de Bancos, se plantea la necesidad de controlar y limitar la actividad de las Cajas de Crédito Cooperativas y coetáneamente se inicia una campaña periodística, radial y televisiva, de descrédito de las entidades financieras populares. En 1962 el Banco Central de la República Argentina dicta el primer grupo de normas restrictivas de las operatorias de las cooperativas de crédito”.

“Se inicia así un proceso de lucha por la supervivencia y consolidación del movimiento del crédito solidario frente al poderoso monopolio financiero, lucha que con retrocesos y avances, continúa hasta nuestros días, y que continuará indudablemente, hasta tanto el cooperativismo, el reconocimiento del aporte realizado y de la capacidad potencial aún mayor, de contribuir a su desarrollo armónico, autónomo e integrado”. ”El cooperativismo de crédito y su aporte al desarrollo” Revista Idelcoop - 1979.

Fuere como fueren los distintos desarrollos y experiencias de las cooperativas y en especial de las cooperativas de ahorro y crédito, éstas se fundaron bajo el influjo de la acción de los Pioneros de Rochdale (Inglaterra) desde el año de 1844, más allá de las anteriores prácticas.

Entre este tipo de sociedades inspiradoras mencionamos, siguiendo a Timothy W. Guinnane, en su trabajo “Las primeras cooperativas de crédito alemanas y las actuales organizaciones de microfinanzas”, publicada en la Revista mbs: “Las cooperativas de crédito de Alemania surgen a partir de otras instituciones locales más antiguas. Sus orígenes modernos están asociados a dos corrientes: las cooperativas de Hermann Schulze-Delitzch y las de Riedrich Raiffeisen. Schulze-Delitzsch fue el primero en organizar cooperativas de crédito, a finales de 1840; Raiffeisen comenzó una década más tarde (1850)”.

“Ambas iniciativas fueron reacciones indirectas a la revolución fallida de 1848. Un tercer grupo de cooperativas está vinculado a la figura de Wilhelm Haas, quien comenzó su actividad como una rama del grupo Raiffeisen, al que más tarde eclipsó y superó en número y tamaño de las cooperativas”.

 

ARGENTINA Y LATINOAMERICA

En Argentina y en líneas generales en toda Latinoamérica nos alecciona Akiva Lewinsky en su artículo “Las cooperativas frente a la competencia”, Revista Idelcoop 1978: “Las Cooperativas de Ahorro y Crédito fueron ideadas en respuesta a ciertas necesidades. Se las concibió cuando los servicios de la banca no podían estar a disposición de todo, cuando el estado de bienestar no pasaba por entonces de ser un sueño lejano, y las cuentas corrientes, las tarjetas de crédito y los bancos vecinales aún no existían. Fueron creados por iniciativa privada, fundamentadas en lazos de amistad, en comunidad –donde los vecinos todavía se reconocen-, en la confianza mutua, con el concurso de voluntarios que aportaron a favor de la acción común algo de su tiempo libre. Fueron fundamentadas para solucionar necesidades personales, sin pretender competir con la banca comercial, incluso sin percibir su potencial en la economía nacional”.

 

HOY

Ahora, en la actualidad, cabe preguntarse: ¿Qué retos enfrentarán estas cooperativas ante la arremetida del capital financiero global? ¿Tienen capacidad y fortaleza institucional?

Nos parece sensato abrir canales de reflexión, estudio y debate sobre la naturaleza y característica del funcionamiento y tendencia de la arremetida neoliberal financiera como primera actitud para conocer en profundidad a lo que se enfrentan las cooperativas de ahorro y crédito.

Algunos indicios ciertos y concretos se suceden en Paraguay y otras naciones hermanas sobre el ataque gubernamental, vía impositiva, pretendiendo la ruina de estas nobles y prestigiosas entidades, dado que, luego de nefastas experiencias en los bancos a los ahorros de los particulares, la confianza se depositó en las cooperativas de ahorro y crédito. En Argentina se denominó “corralito” a la restricción de la libre disposición del dinero de los depositantes. Esto bien podría volver a ocurrir.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

 

Por José Yorg. El Cooperario

Tags:
Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    50%
    2 votos
  • No me gusta
    50%
    2 votos
  • Me da igual
    0%
    0 votos
Compartir:
Dejar un comentario
Utilizando Facebook
Utilizando Opinión Ciudadana

Esta noticia aún no tiene comentarios

NARCO ESTADO: En los últimos días realicé diversas declaraciones políticas en mi carácter de senador nacional de la provincia de Formosa a raíz del hallazgo por parte de Gendarmería Nacional de 2.500 kilos de marihuana en la localidad de Laguna Naineck.
Raúl Alfonsín en el año 1999 caracterizó la situación institucional de Formosa como una “democracia a la paraguaya” por obra del gobernador Gildo Insfrán, en obvia asimilación al régimen despótico que el dictador Alfredo Stroessner impusó en el Paraguay..
El ya complicado y sucio espectro radioeléctrico de la ciudad de Formosa sumará en estos días una nueva emisora de frecuencia modulada que se construye bajo la supervisión personal del jefe de Gabinete del gobernador Gildo Insfrán y que emitirá en...