La bancarrota de los endebles. Resistiremos, karajo
Sociedad

La bancarrota de los endebles. Resistiremos, karajo

“Quienes han claudicado carecen de una auténtica vocación humana de redención social..."
“Quienes han claudicado carecen de una auténtica vocación humana de redención social. Carecen de sentimientos de fraternidad y de un claro pensamiento que los ubique con precisión en la lucha entre explotados y explotadores. Carecen de la resistencia necesaria para sacrificarse. No tienen fe ni esperanza en el triunfo de la justicia social. Son sensibles a las presiones, a los halagos, a las componendas, a la vida cómoda y al calor oficial”. Agustín Tosco
 
No presentaremos una tesis de la bancarrota popular en Argentina, muchos expertos lo hacen y muy bien, no es pues nuestra intención incursionar en esa dirección, más bien una reflexión.
 
Pero, ¿Es que acaso hubo una verdadera alternativa electoral? ¿Elegir al menos mal? ¿Seguir con el relato de nacional y popular cuando que hace mucho se abandonó los lineamientos peronistas? ¿Quiénes son los mariscales de la derrota popular?
 
Las dirigencias en función gubernamental se olvidaron aquel párrafo de la Marcha peronista: “… combatiendo al capital, Perón, Perón qué grandes sos…”.
 
El hartazgo electoral del pueblo es evidente por su inutilidad para el cambio transformador del buen vivir. Lo repetimos muchas veces. La corrupción política-partidaria es un dato indiciario de la realidad, no tan sólo de Argentina, sino de casi toda Latinoamérica y el mundo.
 
Lo dijo el viejo caudillo correntino: “Éstos se suben por la izquierda y se bajan por derecha”. Son los endebles.
 
El noble cooperativismo, a través de los planes sociales, sufre la mayor distorsión vergonzante, sus valores y principios menoscabados.
 
El movimiento cooperativo argentino debe realizar con la urgencia del caso su auto-crítica y enmendar, devolviendo la esencia  de la cooperación organizada: su carácter emancipador y transformador.
 
Desde TECNICOOP conocemos bien los designios neoliberales porque nacimos en su seno en la década de los 90, ahora, en el mar de la bancarrota, nos aprestamos nuevamente a resistir los embates que indudablemente sobrevendrá por causa de la bancarrota de los endebles. ¡Resistiremos!
 
Necesitamos remozar los valores y principios cooperativos, necesitamos nuevas y vigorosas dirigencias. El cooperativismo del Siglo XXI debe ser construido. ¡Ahora! Lo dijimos en anteriores Enfoques Cooperativos, y lo repetimos a viva voz: “La humanidad debe escuchar el grito de la naturaleza, de la vida misma y asumir el reto de: ¡Cooperativismo o barbarie, karajo!”.
 
“Claramente entonces, nosotros, cooperativistas del Siglo XXI, nos ratificamos en esta auténtica consigna del Buen Vivir Cooperativo: ¡Nosotros no luchamos para esta democracia mediocre!”. ¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!
 
Por José Yorg, el cooperario
Tags:
Qué te produce esta nota?
  • Me gusta
    0%
    0 votos
  • No me gusta
    100%
    3 votos
  • Me da igual
    0%
    0 votos
Compartir:
Dejar un comentario
Utilizando Facebook
Utilizando Opinión Ciudadana

Esta noticia aún no tiene comentarios

NARCO ESTADO: En los últimos días realicé diversas declaraciones políticas en mi carácter de senador nacional de la provincia de Formosa a raíz del hallazgo por parte de Gendarmería Nacional de 2.500 kilos de marihuana en la localidad de Laguna Naineck.
Raúl Alfonsín en el año 1999 caracterizó la situación institucional de Formosa como una “democracia a la paraguaya” por obra del gobernador Gildo Insfrán, en obvia asimilación al régimen despótico que el dictador Alfredo Stroessner impusó en el Paraguay..
El ya complicado y sucio espectro radioeléctrico de la ciudad de Formosa sumará en estos días una nueva emisora de frecuencia modulada que se construye bajo la supervisión personal del jefe de Gabinete del gobernador Gildo Insfrán y que emitirá en...