El paro y la marcha es un sistema mafioso de extorsión, censurado y pasado de moda. En este caso el impulsado por Hugo Moyano es para poder negociar las denuncias que pesan sobre sus hechos ilícitos y la fortuna que no puede justificar.